Colegio de Enfermería favorece aumento salarial

El Capitolio – La Comisión de Salud, presidida por el representante Juan Oscar Morales Rodríguez, inició hoy el análisis del Proyecto de la Cámara 2144, con el propósito de enmendar la “Ley para Regular la Práctica de la Enfermería de Puerto Rico”, y así aumentar el salario mínimo a este personal de la salud en el sector privado, de forma que no sigan emigrando hacia los Estados Unidos.

 

A la vista pública compareció la presidenta del Colegio de Profesionales de la Enfermería de Puerto Rico, Dra. Ana Cristina García Cintrón, quien favoreció la medida, a la vez que recomendó enmiendas a las escalas salariales para establecer una diferencia entre los profesionales que tiene experiencia versus los que no lo tienen.

 

“Es apropiado mejorar las condiciones de empleo de estos profesionales de la salud para fomentar los reclutamientos de los mejores candidatos a la profesión y retenerlos de manera que los servicios de salud alcancen y mantengan los mejores estándares de calidad”, señaló la deponente.

 

García Cintrón indicó que de no mejorarse el cuadro de estos profesionales, la Isla se arriesga a seguir perdiendo personal que se gradúa, ya que en Estados Unidos existe un déficit de enfermeros, lo que crea presión adicional sobre la demanda de los servicios en Puerto Rico.

 

La deponente mencionó que el Colegio sostuvo reuniones con la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para presentar la necesidad de este alza salarial, lo cual, según ella fue bien visto por los miembros del ente fiscal.

 

Ante ello, el Presidente de la Comisión le solicitó a García Cintrón que supliera a los legisladores dicha información para tener evidencia de la posición de la JSF, ya que “en caso de que se apruebe este proyecto yo no quisiera que al final del día la JSF diga que no se puede dar, que nunca se tuvo el aval de ellos, como la JSF quiere meterse en todo yo no dudo que ellos quieran venir a decir que eso va a tener un impacto negativo a la economía”.

 

Por su parte, José O. Alverio Díaz, director ejecutivo de la Unidad Laboral de Enfermera y Empleados de la Salud (ULEES), favoreció esta pieza legislativa y recomendó que el lenguaje sea meridianamente claro en cuanto al salario base. Esto, para que los hospitales cumplan con estas cifras y no utilicen los diferenciales para llegar al salario mínimo.

 

Por otro lado, la Lcda. Mari Carmen Muntaner, en representación de la Asociación de Hospitales, manifestó que la entidad no puede apoyar la medida a menos que se haga un estudio en el que se analice la justificación y el impacto de este aumento.

 

A preguntas del representante Morales Rodríguez, tanto el Colegio, como la ULEES y la Asociación se mostraron a favor de que se realice un estudio para conocer el impacto de esta medida.

 

“Vamos entonces a evaluar cuál es el impacto de este posible aumento salarial en el sector privado para tener una idea para conocer si en efecto los hospitales van a poder sufragar el mismo, luego de cual nos sentaríamos con la Asociación de Hospitales y los distintos hospitales privados de Puerto Rico para ver hasta dónde y cómo podemos implementar esto, tal vez en forma escalonada”, dijo el legislador.

 

En el lenguaje del proyecto, de la autoría del representante José Enrique “Quiquito” Meléndez, indica la necesidad de promover unas mejoras en las condiciones de empleo de estos profesionales de la salud, cuestión de fomentar que una mayor cantidad de personas lo estudien y se gradúen. Todo por la gran demanda de este tipo de personal debido al envejecimiento de la población que necesita de cuidados primarios para gozar de mejor salud y calidad de vida.

 

A su vez, la medida menciona que son las profesiones relacionadas con la industria de cuidado de la salud, las que figuran entre los empleos de mayor demanda en Puerto Rico, según los datos del Negociado de Estadísticas del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), específicamente, figuran los enfermeros graduados, técnico de farmacia y enfermeros prácticos y vocacionales con licencias.

 

Según la pieza, se aumenta el salario para que comience en 2,000 dólares para el enfermero práctico y hasta 5,000 dólares para el doctor en práctica de enfermería, que entraría en vigor a partir del 2021.