Catedráticos se oponen a la congelación del Sistema de Retiro de la UPR

El Capitolio –  Representantes de los sistemas de retiro de la Universidad de Puerto Rico (UPR) advirtieron hoy que la Junta de Gobierno de dicha institución no está cumpliendo con su deber fiduciario y responsabilidad asociada a la UPR como Patrono-Fideicomitente y que pretende congelar el sistema de retiro existente de beneficio definido a uno de contribución definida.

 

Las imputaciones fueron hechas en la continuación de las vistas públicas en torno al estudio de la Resolución de la Cámara 1087, en la Comisión de Sistema de Retiro y Asuntos del Veterano, que preside la representante Lourdes Ramos Rivera, con el fin de investigar la situación actual del Sistema de la UPR, específicamente su condición actuarial y económica.

 

Eduardo Berríos Torres, Ed.D., presidente de la Junta de Retiro de la UPR y la coordinadora de Organización de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), la doctora Yohana de Jesús, opinaron que el mayor impacto en el déficit de la Universidad está relacionado con la deuda actuarial.

 

A esos efectos, Berríos Torres solicitó a la Comisión que evite de la Junta de Gobierno cambie el plan de retiro y que intervenga ya que alegó que “dicha Junta no entra en razón”. EL Presidente de la Junta de Retiro de la UPR también explicó que como Junta de Retiro es un asesor de la Junta de Gobierno y las recomendaciones que emiten siempre están respaldadas por los informes actuariales llevados a cabo por profesionales en este campo que trabajan los cambios y aspectos de retiro.

 

“La Junta de Gobierno tiene un esquema o le interesa congelar el plan de Retiro y establecer un plan de Contribución definida. Ya un primer estudio actuarial demostró que si eso ocurre el Fideicomiso del Sistema de Retiro, que es el que paga las pensiones, se queda sin dinero y se va a convertir el plan de retiro en lo mismo que tenemos lamentablemente el sistema central del Gobierno, que ya no hay plan de retiro porque lo están pagando como pay as you go por el Gobierno central porque no hay un fondo que lo garantiza”, sostuvo el Catedrático.

 

Berríos Torres amplió que su organismo desde su creación siempre está analizando cambios para hacer ajustes con el fin de sostener el Sistema de Retiro y perpetuarlo. “Tengo un Fideicomiso que ahora está generando sobre $110 millones en ganancias. Si se aprueba la congelación del plan vigente y se establece un plan de contribución definida, el Actuario ha proyectado que antes del año 2025 se queda sin dinero”, finalizó.

 

 La representante Ramos Rivera expresó que el problema del Sistema de Retiro de la UPR no es que enfrenta una crisis económica que no sea salvable. La Legisladora sostuvo que al presente está estable y el cambio que pretende la Junta de Gobierno de la UPR y el control que tiene sobre la Universidad no es cónsono con la política pública de este Gobierno y en este momento no es necesario.

 

“Cómo me van a decir a mí que eso que esta funcionado lo vamos a eliminar porque sí. Tenemos una carta que nos acaban de hacer llegar en el día de hoy donde se establece que la Junta de Control Fiscal está diciendo que la Universidad está actuando de una forma incorrecta con estos cambios. Vamos a hacer las aportaciones patronales que indican el estudio actuarial realizado o bastante cercana a ellas, porque de otra manera estamos perjudicando el Sistema. Si lo quieres extinguir, pues no pagues nada. Porque de $160 millones que era el compromiso a $80 millones (que quiere pagar la UPR) es una gran diferencia”, dijo la Ramos Rivera.

 

Mientras que el representante Denis Márquez Lebrón, señaló que “aquí se ha destapado lo que los universitarios vienen diciendo. Que hay una intención de la Junta de Gobierno y la Junta de Control Fiscal de destruir un gran sistema de retiro. Aquí está en juego las pensiones de los jubilados y el futuro de muchos empleados de la UPR”.

 

Además, opinó que el problema se ha agudizado con el control que tiene la Junta sobre el sistema de retiro. “El mecanismo del sistema de retiro que por décadas funcionó era un mecanismo donde los propios universitarios administraban el mismo. Un sistema de 49 centavos de validez por cada dólar y ganancias. Aquí lo que está perjudicando el sistema son las actuaciones de la Universidad de no reclutar empleados, de no otorgar permanencias y de no pagar la deuda actuarial que tienen por años. La Legislatura tiene que proteger la Universidad y legislar para devolverle al Sistema de Retiro el poder que se le ha dado a la Junta”, destacó Márquez Lebrón.