Comienza investigación sobre el uso de fondos dentro de AEELA

El Capitolio- La Comisión de Gobierno, presidida por el representante Jorge Navarro Suárez, inició una investigación sobre el uso de fondos y las inversiones que se realizan en la Asociación de Empleados del Estado Libre Asociado (AEELA), luego que revelaran una información sobre el alegado uso de fondos de la organización, durante el cuatrienio pasado, para favorecer un partido político en un caso judicial con fines electorales.

La pesquisa comisionada, mediante la Resolución de la Cámara 1386 se realiza a petición del representante del sindicato de la United Auto Workers (UAW, por sus siglas en inglés), que agrupa a los empleados de la AEELA. Estos se encuentran desde el 2017 en negociaciones de un convenio colectivo.

Esta investigación pretende conocer la gestión del director ejecutivo de la entidad, Pablo Crespo, quien está al frente del manejo de unos $2,900 millones en inversiones que se llevan a cabo con las aportaciones de los trabajadores del Gobierno de Puerto Rico.

A preguntas del Presidente de la Comisión, Crespo y su equipo de trabajo aseguraron que han llevado a cabo sobre 50 reuniones en las que han intentado resolver alrededor de ocho cláusulas de índole económica, pero “cada vez que tratamos de llegar a un acuerdo, ellos suben sus peticiones, lo que nos impiden llegar a un acuerdo”.

 “Con unos 160,000 socios y una considerable cantidad de fondos de inversiones productos de sus contribuciones, resulta imperativo tomar con seriedad las denuncias realizadas por los trabajadores. La gran cantidad de fondos y la seriedad de las denuncias hace impostergable que la Cámara de Representantes investigue las operaciones de la AEELA y las inversiones realizadas”, afirmó Navarro Suárez, autor de la medida en discusión.

A la vista pública compareció Crespo, quien en un extenso testimonio brindó detalles sobre las acciones que ha realizado durante los pasados años.  Según conclusiones de una auditoría de la Oficina del Contralor del pasado 15 de febrero de 2017 las “operaciones fiscales de la AEELA relacionadas con las recaudaciones y los desembolsos se realizaron sustancialmente de acuerdo con la ley y la reglamentación aplicables”.

El Director Ejecutivo de AEELA explicó que varias circunstancias contribuyeron a que las finanzas se afectaran. Entre estas mencionó la merma de socios, la liquidación de fondos de personas que abandonaron la organización, que alcanzó los $ 355, 306 millones, el pago por concepto del Pay Go, que en dos años fiscales ha representado un desembolso de sobre $16 millones de dólares, producto de la Ley PROMESA.

Esta legislación unida a “algunas leyes aprobadas, así como la deteriorada condición económica de Puerto Rico, han causado una disminución alarmante en la matrícula de los socios, pérdida en inversiones y desembolsos para solventar las pensiones retirados de AEELA”, señaló Crespo.

Además, indicó que una de las circunstancias más apremiantes fue la inversión que hicieron en bonos del gobierno orientados por la firma UBS, realizados entre los años diciembre de 2009 hasta abril del 2013, por un total $248,010,283. “Las recomendaciones de esta casa de corretaje, no solo causó millones de dólares en pérdidas a AEELA, sino que también esa casa de corretaje obtuvo una ganancia de $2.65 millones en comisiones, por el volumen sin precedentes en AEELA de las transacciones realizadas”.

Por ello, se “tuvo que tirar a pérdida por el menoscabo no temporero en el valor de los bonos del Gobierno de Puerto Rico $103,318,873.41 durante los años fiscales 2012-2013 al 2016-2017”.

Para proteger los activos, durante los años fiscales 2013-2014 al 2018-2019, AEELA vendió estos bonos emitidos por el Gobierno de Puerto Rico, cuyo costo fue por $158, 801,710. Como consecuencia, AEELA tuvo una pérdida de $55, 870,094 en dichas ventas. Sin embargo, la venta les representó un rendimiento de $7.6 millones con los fondos recuperados.

Al finalizar la vista, el Presidente de la Comisión de Gobierno anunció que citará a los representantes de la unión para comparar las versiones de ambas partes.