Cámara rinde homenaje póstumo al primer veterano puertorriqueño que luchó en la Guerra Civil de los Estados Unidos

San Juan, Puerto Rico – Con el fin de inmortalizar la gesta del primer veterano puertorriqueño en servir en la Guerra Civil de los Estados Unidos, la Cámara de Representantes rindió homenaje a la memoria del teniente Augusto Rodríguez, por entenderse que fue el primer puertorriqueño en unirse a las fuerzas armadas estadounidenses.

 

Como parte de los actos, el presidente cameral, Carlos “Johnny” Méndez Núñez, expresó “hoy reconocemos, que siempre hemos estado presente, siempre hemos estado ahí… Estamos rescribiendo la historia, estamos validando que siempre hemos estado presente en los que se conoce como las fuerza armadas del ejercito de los Estados Unidos”.

 

Seguido, Méndez Núñez anunció que radicará una pieza legislativa para incluir al teniente Rodríguez en la lista de las Mujeres y Hombres Próceres de Puerto Rico. El anuncio lo realizó acompañado por los representantes José Aponte Hernández y Luis “Junior” Pérez Ortiz en la ceremonia que se celebró en el Museo de la Guardia Nacional de Puerto Rico (GNPR) donde se presentaron las exequias fúnebres. 

 

El teniente Rodríguez se enlistó voluntariamente en el ejército de la unión con el rango de Primer Sargento, como para el 1860, y asignado a la Decimoquinta Unidad de Voluntarios de la Infantería de Connecticut.

 

Los historiadores, el doctor Néstor A. Suro Rojas y el licenciado Ebenecer López Ruyol, detallaron que se dieron a la tarea de completar la investigación que comenzó un grupo de ciudadanos dirigidos por Rafael Cruz Miller, dueño de la emisora Radio Esfuerzo Estadista en Pensilvania.

 

“Estamos rescatando una figura puertorriqueña, que mucho antes que fuéramos territorio de los Estados Unidos, había participado de la defensa de los que él entendía era la democracia. Queremos enterrarlo aquí, en Puerto Rico, con los honores militares”, mencionó Suro Rojas al apuntar que los restos del teniente Rodríguez fueron enterrados en el mausoleo de los bomberos y no en las secciones de los militares blancos o negros por ser de ascendecia puertorriqueña. El exsoldado, luego de prestar servicios militares, abrió una tienda de licores y trabajo como voluntario en el Cuerpo de Bomberos de New Haven, Connecticut.

 

De acuerdo con los datos presentados por el doctor Suro Rojas, el puertorriqueño logró ser ascendido a Segundo Teniente por su destacada labor en combate y ser asignado a la Segunda División del Distrito Militar de Beaufort, Carolina del Norte. Además, fue condecorado con la “Civil War Campaign Medal” por su sobresaliente participación en la defensa de la capital federal, Washington, DC, y en las batallas de Fredericksburg en Virginia y en la Wyse Fork en Carolina del Norte. 

 

Más tarde, las exequias fueron trasladadas al Cementerio Nacional donde se realizó un rendimiento de honores fúnebres militares como veterano de la Guerra Civil. Además, en honor al teniente Augusto Rodríguez las banderas de todas las dependencias gubernamentales hondearon a media asta, según decretado por la gobernadora Wanda Vázquez Garced. 

 

Finalmente, los restos del teniente Augusto Rodríguez descansan en la sección de honores del Cementerio Nacional de Bayamón.