Buscan alternativas ante problemática de Altamira en San Juan

El CapitolioLas comisiones de Desarrollo Económico, Planificación, Telecomunicaciones, Alianzas Público Privadas y Energía; y de Desarrollo de la Ciudad Capital y Asuntos de la Juventud, que presiden los representantes Víctor Parés Otero y Eddie Charbonier Chinea, respectivamente, iniciaron el análisis de la Resolución de la Cámara 812, para investigar la problemática que enfrentan los residentes del sector Altamira en San Juan.

 

Según la pieza legislativa, los vecinos de esta comunidad llevan años enfrentando dificultades de acceso a sus residencias por los autos estacionados frente a los portones de sus urbanizaciones, la cantidad de personas que transitan a pie por una calle que no tienen facilidad para peatones, y los constantes ruidos a los que son sometidos en horas de la madrugada, inclusive en días de semanas.

 

“En varias ocasiones los vecinos del área han tenido que recurrir a la Policía de Puerto Rico para que intervenga. Así también han solicitado ayuda a la Policía Municipal de San Juan, al igual que han asistido a la Oficina de Permisos del referido municipio para llevar sus reclamos utilizando los mecanismos correspondientes para ello. Inclusive, han hecho un llamado a los comerciantes del área para poder llegar a acuerdos que beneficien a ambas partes. Sin embargo, los reclamos de estos ciudadanos parecen siempre caer en oídos sordos”, sostuvo Parés Otero, quien es el autor de la medida y busca alternativas para mejorar la calidad de vida de los residentes afectados.

 

Marianne de Haro, vicepresidenta de la Asociación de Residentes de la Urbanización Altamira, declaró a la Comisión que estos problemas afectan su diario vivir y, al mismo tiempo, “atentan contra nuestra paz y seguridad comunal”.

 

De Haro expuso las diferentes situaciones que viven día a día, entre las que destacó el alto volumen de música en los negocios del sector hasta tempranas horas de la madrugada. “Esto sucede cualquier día de la semana… Muy entrada la madrugada causando que muchos vecinos no puedan dormir”. De igual modo, enfatizó la problemática de personas consumiendo bebidas alcohólicas fuera de los negocios ocasionado la obstrucción del flujo vehicular.

 

“Hemos presentado nuestras preocupaciones y descontentos ante las distintas agencias gubernamentales estatales y municipales, pero no hemos logrado que se corrijan las situaciones que nos afectan a diario”, argumentó.

 

 

Seguido, el Presidente de Comisión de Desarrollo Económico indagó sobre las gestiones realizadas por la Residente, a lo que la Vicepresidenta de la Asociación reconoció que todos los esfuerzos realizados han sido ante el Municipio de San Juan.

 

Por parte de la Policía de Puerto Rico acudieron los comandantes de Área de San Juan y del Precinto de Puerto Nuevo, el teniente coronel Juan Cáceres Méndez y el teniente Rubén Gómez Sanabria, respectivamente, e informaron que existen planes de trabajo para enfrentar los problemas que viven los residentes de Altimar y que se han reunido con la Asociación de Residentes de la Urbanización para atender los diferentes temas de seguridad de la zona.

 

“Ante tales preocupaciones, la alta oficialidad del área policiaca de San Juan se comprometió en reforzar la vigilancia preventiva, además de coordinar con la Oficina de Permisos del Municipio de San Juan, para verificar los permisos existentes y las horas establecidas en estos”, añadió el Teniente Coronel al reconocerle a ambas comisiones que los altos ruidos, productos de la música de los negocios del área, “han continuado”.

 

El teniente Gómez Sanabria mencionó que tienen que ser los residentes los que presenten las quejas o querellas ante la Junta de Calidad Ambiental (JCA) para que personal de la mencionada agencia verifique la intensidad de ruido producto de la alta música en la comunidad.

 

A tales efectos, Gómez Sanabria sugirió a los representantes a que se adiestre al Cuerpo Policiaco para poder monitorear los decibeles productos de la música de los negocios, esto si la JCA no actúa dentro de un término establecido.

 

Mientras, la directora de Asuntos Legales de la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe) Edmee Zeidan Cuevas, informó que la otorgación de permisos a los comercios le corresponde a la Oficina de Permisos Urbanísticos del Municipio Autónomo de San Juan.  “No obstante, tanto la OGPe como el Municipio de San Juan cuenta con jurisdicción con relación a los asuntos de permisos que puedan otorgarse en dicha comunidad”, dijo la Funcionaria al indicar que existen diferentes calificaciones comerciales en la zona urbana.

 

El representante Charbonier Chinea solicitó a la Directora de Asuntos Legales de la OGPe una relación de los comercios que existen en los sectores Altamira y Marina con sus respectivos permisos registrados.

 

Antes de finalizar, ambos Representantes anunciaron que realizaran una segunda audiencia pública donde convocaran a la Junta de Planificación y nuevamente al Municipio de San Juan, quien no se presentó ante las Comisiones.