Comisión de Gobierno denuncia irregularidad en empresa que vende Cannabis

El Capitolio –  Luego de realizar varias vistas públicas e inspecciones oculares en diferentes empresas que trabajan con la cadena de manufactura, producción y venta de Cannabis en Puerto Rico, la Comisión de Gobierno, que preside el representante Jorge Navarro Suárez, descubrió una empresa utilizando una balanza con un sello del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), prohibiendo el uso de ese equipo.

Esta información la reveló hoy, el presidente en funciones de la Comisión, quien a su vez, es el portavoz de la mayoría, el representante Gabriel Rodríguez Aguiló, siendo parte del proceso de audiencias para la evaluación de la industria del Cannabis a raíz de la Resolución de la Cámara 1177, medida de su autoría que investiga el cumplimiento de las leyes y reglamentos que aplican a la regulación de esta industria.

“En un momento dado fuimos a la empresa Anannís que se dedica a la manufactura y cultivo, y algunos productos de esta planta para efectos medicinales. Nos percatamos que en la mesa de trabajo del laboratorio donde se están haciendo las mezclas una de las balanzas tenía pegado un sello indicando que estaba rechazado por DACO. Cuando cuestionamos al Gerente de la Operación, él  nos hizo ver que se estaba enterando en ese momento  de  que esa balanza estaba rechazada. Lo que procedió hacer el gerente fue llamar al suplidor que es la empresa Al Tech y a la persona que aparentemente era el dueño, quien le indicó ‘no te preocupes que en las próximas horas va a ir un personal de mi oficina a certificarte la balanza’. Conocemos el proceso y es el personal de DACO, el que certifica las abalanzas, no es la empresa privada”, indicó Rodríguez Aguiló.

El Portavoz de la Mayoría sostuvo que este hallazgo durante la inspección ocular condujo a citar hoy a las partes a vista pública.  El licenciado Pedro Bello asistió en representación de DACO, e indicó que el personal de Al Tech se excusó por estar de viaje.

A esos efectos, señaló que la excusa podría deberse a evitar los cuestionamientos de parte de la Comisión y DACO para aclarar el descubrimiento. Según, Rodríguez Aguiló, también portavoz de la mayoría, “esta compañía que lo que hace es vender este tipo de equipo a esta industria del Cannabis le dice que ya están certificadas (las balanzas) por DACO, y eso no es verdad. Las balanzas  están quizás precalificadas por DACO, pero cuando llegan  al lugar  donde van a operar tienen  que estar certificadas por un inspector de la División de Pesas y Medidas de DACO, que dura dos años. Es el cuestionamiento que tenemos para esta compañía. Estamos hablando de la manufactura y producción de un medicamento, y para nosotros es importante porque sabemos que es lo que se pesa en las balanzas y puede afectar el producto”.

Mientras tanto Bello explicó que en la División de Pesas y Medidas hay dos clases de aprobaciones, las de tipo y de balanza, que de utilizarse en los comercios de Puerto Rico tienen que ser aprobadas por DACO, previo a ofrecer productos para la venta.

 “Las aprobaciones de los equipos son de vital importancia, pues el Departamento de Salud no permite abrir los establecimientos hasta tanto no cuente con la correspondiente aprobación de equipos de pesar y medir por DACO. Hay nueve inspectores de balanzas. Hay handbooks a nivel internacional que pueden revisar para referencia”, dijo Bello.

Por su parte, el representante Rodríguez Aguiló le recomendó al funcionario que visite la empresa Anannís y Al Techpara hacer una inspección.  También,  por ser miembro de la Junta  de Cannabis en representación del Secretario de DACO, que envíe una comunicación a todos los componentes de la industria para advertirles que las balanzas que utilicen en sus negocios  tienen que estar certificadas por un inspector de DACO, no por una compañía privada.

Finalmente, adelantó que Al Tech será citado nuevamente para aclarar los puntos levantados o las dudas que puedan tener al respecto.