Reglamentarán deportes de alto riesgo

El Capitolio –  Ante la expansión en Puerto Rico de los deportes extremos y la seguridad que implica practicarlos, la Comisión de Recreación y Deportes que preside el representante José “Che” Pérez Cordero, celebró hoy la primera vista pública en torno al  Proyecto de la Cámara 2009, para añadir en la “Ley Orgánica del Departamento de Recreación y Deportes”, los parques de aventuras aéreas, circuitos de cuerdas y rides (Big Zip Rides) como prácticas recreativas de alto riesgo o que conlleven esfuerzos físicos dinámicos.

A tales efectos, en el contenido la medida de su autoría junto al representante Urayoán Hernández Alvarado, se enfatiza que la operación e instalación de equipos debe ser reglamentada, y ordena al Secretario del Departamento de Recreación y Deportes (DRD) adoptar las medidas administrativas necesarias al respecto.

“Este tipo de práctica se ha vuelto un tanto popular por la aventura, la adrenalina y el turismo que genera en estos parques de esta modalidad reconocida mundialmente y no nos podemos quedar atrás. Puerto Rico tiene el mejor ambiente para su desarrollo. Pero, hay que establecer un orden. Hay que garantizar la seguridad de las personas que participan en ellos… los visitantes, los residentes de Puerto Rico y los turistas. Porque lo que lo que suceda en cualquier tipo de actividad como esta, en minutos le va a dar la vuelta al mundo. Por lo que es necesario atender este aspecto que es algo técnico dentro del Departamento”, expresó el representante Pérez Cordero.

Durante la vista, varios funcionarios del DRD apoyaron la iniciativa legislativa. El licenciado Antonio Cabrero Gómez, asesor legal del DRD, indicó que en cumplimiento con los deberes de atender las actividades recreativas de alto riesgo, así como las exigencias de la Ley Orgánica del DRD, la Comisión de Seguridad de la instrumentalidad ha estado trabajando arduamente para completar la reglamentación necesaria de estas prácticas.

“Ya se han reconocido parques de aventuras aéreas, circuitos de cuerdas y los Big Zip Rides como prácticas recreativas de alto riesgo y actualmente forman parte del proceso de reglamentación”. Y se ha confeccionado un borrador del Reglamento que regirá estos deportes y será sometido al Departamento para su evaluación e implantación la semana próxima. Se espera también insertar, que se contemple entre los parámetros de seguridad, los médicos y que haya personal adiestrado en las instalaciones”, destacó el abogado del DRD.

Emmanuel Ortiz Rodríguez, director de Seguridad del DRD, explicó a preguntas del representante Pérez Cordero, que la inspección a los Zip Lines está sujeta al Reglamento que se presentará. Incluso, mencionó que la compañía Association for Challenge Course Technology (ACCT) de Estados Unidos está certificando este tipo de modalidad deportiva y de los 18 Zip Lines identificados en enero, cinco han sido inspeccionados por una persona licenciada por esta compañía.

“Ellos tienen una inspección de desempeño, diseño e inserción. La persona va primero supervisa la estructura, el equipo que va a utilizar y una vez abierta la instalación, las personas encargadas. Cada tres meses van a la facilidad”, dijo Ortiz Rodríguez.   

La representante Maricarmen Mas, se unió a las opiniones en cuanto a que “se sigue proliferando esta práctica hasta llegar a restaurantes y campamentos, y no queremos que haya un suceso que lamentar”.

Mientras, el representante Wilson Román López recomendó a los funcionarios del DRD que se incluya en el Reglamento la inspección de los cables en cuanto a tensiones y flexión. “También, pidan una opinión al Colegio de Ingenieros sobre las instalaciones y equipos y sométanlo a esta Comisión Cameral”, dijo.

Finalmente, el representante Pérez Cordero instruyó a los funcionarios someter una copia del borrador del Reglamento tan pronto esté listo.