Colegios de Actores y de Productores defienden sus afiliaciones compulsorias

El Capitolio – Como parte del análisis de los Proyectos de la Cámara 1795 y 1791, en los cuales se enmienda, añade y deroga leyes que atienden la colegiación voluntaria de las personas a ejercer como productores de espectáculos y la profesión de actor en Puerto Rico, Juan Carlos Zapata Beauchamp, director ejecutivo del Colegio de Productores de Espectáculos Públicos de Puerto Rico (COPEP), difirió de que la colegiación sea voluntaria y solicitó a la Comisión a que  investigue las necesidades de los productores.  
 
“Las grandes dificultades que confrontan a diario para hacer su negocio, tan siquiera para poder empezarlo y se darán cuenta que la libertad que buscamos, más que la de asociación, la que necesitamos es la libertad de negocios que a diario es violentada por el Departamento de Hacienda a través de la OSPEP”, afirmó Zapata Beauchamp.
 
Al defender su postura, explicó que “el hacer la colegiación voluntaria en cualquier caso es un retroceso” y que coloca a los productores de espectáculos, “en las peores condiciones de trabajo y de indefensión ante las agencias de gobierno, y al público consumidor a tener que recurrir a la burocracia de las mismas agencias que no logran comenzar siquiera el proceso”.
 
Las expresiones formaron parte de la evaluación que lleva a cabo la Comisión de Gobierno, que preside el representante Jorge Navarro Suárez, sobre los proyectos de la autoría de los representantes José Aponte Hernández, Néstor Alonso Vega, Víctor Torres González, Víctor Parés Otero, Maricarmen Mas Rodríguez, Yashira Lebrón Rodríguez, Félix Lassalle Toro, José “Che” Pérez Cordero, Joel Franqui Atiles, Nelson Del Valle Colón, Pedro “Pellé” Santiago Guzmán, Lourdes Ramos Rivera, Urayoán Hernández Alvarado y José “Memo” González Mercado. 
 
También compareció el presidente del Colegio de Actores de Puerto Rico (CAPR), José Martínez Martínez, quien expuso que “el que no exista la colegiación compulsoria de actores y actrices, facilitaría la entrada de actores no domiciliados y extranjeros que desplazarían una vez más a nuestros artistas puertorriqueños”.
 
Anamín Santiago, vicepresidenta del CAPR, aludió a los debates y luchas que han dado la clase artística en Puerto Rico, tanto en los tribunales como en la legislatura, para evitar el desplazamiento del talento local. 
 
El representante Aponte Hernández sostuvo que “lo que estamos planteando casualmente es la libertad de asociación, no es eliminar los colegios… En ningún momento se plantea que los colegios no sean organizaciones apropiadas o que valgan la pena, en ningún momento se está cuestionando por ese particular”. 
 
El Presidente de la Comisión requirió al COPEP información de su estructura organizacional con un desglose de los puestos y su compensación monetaria.