Académicos aseguran que “el cambio climático ya está aquí”

El Capitolio –  Miembros de la comunidad académica y científica de Puerto Rico coincidieron hoy que se hace imprescindible que el Gobierno tome en consideración las sugerencias de las personas investigadoras a la hora de formular la política pública que se quiere establecer en torno al cambio climático, que según indicaron al unísono “ya está aquí”.

 

Así lo expresaron al respaldar Proyecto del Senado 773, para establecer la política pública del gobierno respecto al cambio climático y los procesos de mitigación y adaptación por sectores, en la continuación de las vistas públicas en torno a la medida en la Comisión de Agricultura, Recursos Naturales y Asuntos Ambientales que preside el representante Joel Franqui Atiles.

 

“Las decisiones que tomemos hoy son decisivas para garantizar un mundo seguro y sostenible para todos, esto lo convierte en una responsabilidad moral, ya que al tener la información y no actuar de manera responsable las generaciones presentes y futuras no perdonaran”, advirtió el director del Laboratorio de Ciencias Naturales de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Carolina, doctor Rafael Méndez Tejeda.

 

Detalló que, “la contribución de Puerto Rico al cambio climático es muy baja si lo miramos como la pequeña Isla que somos. Sin embargo, si lo miramos por habitante nuestro aporte es uno de los mayores del mundo. Cada uno de nosotros aportamos 230% más que el promedio por habitante a nivel mundial al cambio climático y comparados con nuestros hermanos latinoamericanos contaminamos más que 333% de que cada habitante de América Latina y del Caribe”.

 

Mientras que Franqui Atiles expresó su preocupación ante la opinión de la Asociación de Constructores sobre no considerar este tipo de proyecto en este momento y dejar que el mercado dicte la pauta por considerar que Puerto Rico no es un país desarrollado. “Me choca porque si Puerto Rico no es un país desarrollado, yo quiero irme desarrollando hacia esa economía verde para hacer un mejor Puerto Rico y aportar a la mitigación del calentamiento global”, dijo.

 

De otra parte, la doctora Maritza Barreto Orta, catedrática de la Escuela Graduada de Planificación del Recinto de Rio Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR), que por los últimos 20 años se ha dedicado a realizar investigaciones en el tema de geomorfología costera enfocado en sistemas isleños, ponderó que el problema es más serio de lo pensado.

 

“Tan reciente como observar como la línea de agua en Puerto Rico se ha movido aproximadamente 62 metros tierra adentro en una sección de la costa del municipio de Barceloneta  cuando un año atrás estaba 62 metros mar afuera nos impactó, esto desde enero de 2017 a octubre de 2018. Nosotros lo hemos advertido por años y ese es el precio de la inacción”, dijo la Catedrática. Al mismo tiempo mencionó que se identificaron las implicaciones que genera esta nueva posición de líneas de costa, especialmente el aumento en la vulnerabilidad física y social de las comunidades costeras como en los municipios de Loíza, Arecibo, Humacao, Rincón, Añasco, entre otros”, ponderó.

 

“La única recomendación que someto a esta Comisión sobre este proyecto de ley es atemperar el mismo con los cambios administrativos asociados a la integración de agencias gubernamentales que han ocurrido en los pasado meses. Como por ejemplo, la integración de la Junta de Calidad Ambiental (JCA) al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales”, concluyó Barreto Orta.

 

De otra parte, el doctor Obed García Acevedo, presidente del Comité de Salud Pública  y Ambiental del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico, se expresó en contra de que se utilice la tecnología conocida como ‘biomasa’ para reducir el dióxido de carbono o CO2 en el ambiente por la amenaza que representa a la salud.

 

“En nada revierte el calentamiento global. Cuando analizamos la cantidad de CO2 liberadas a la atmosfera por cantidad de energía producida los resultados son aún más desconcertantes. En Rothschild, Wisconsin existe una facilidad donde se produce energía eléctrica mediante la quema de biomasa y gas natural. De los Datos provistos por esta planta se desprende que la biomasa emite 6 veces más CO2 que el gas natural”, puntualizo.

 

Finalmente, el representante Franqui Atiles indicó que la Comisión considerará todas las recomendaciones y argumentos sobre la propuesta, que, de convertirse en ley, crea un Comité de Expertos sobre Cambio Climático, que tendrá dos años para elaborar un ‘Plan de Mitigación y Adaptación’, guiándose por métricas detalladas en el proyecto. Las métricas abordan temas como energía, transportación y desperdicios sólidos.