Asociación de Bancos presenta su posición al Código Civil

El Capitolio – La Comisión de lo Jurídico, presidida por María Milagros Charbonier Laureano, recibió hoy la posición de la Asociación de Bancos de Puerto Rico, quien apoyó los cambios hechos en el propuesto Código Civil para transferir a leyes especiales, temas que son dinámicos y cambiantes tales como los seguros y la banca.
 
“Reconocemos la ardua labor de la Comisión en la redacción y consideración de un nuevo código que rija nuestras acciones civiles y por eso estamos aquí, para apoyar este movimiento y que Puerto Rico pueda gozar de un Código Civil que sea vigente, que esté en acorde con el presente, pero aún más, que esté en miras hacia el futuro. Que, aunque pase el tiempo, sea un código de vanguardia y sea un código que responda a las necesidades de un futuro”, dijo la vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Bancos, licenciada Zoimé Álvarez Rubio, durante el análisis del Proyecto de la Cámara 1645, que busca establecer un nuevo Código Civil.
 
Además, recomendó se enmiende dentro del propuesto Código Civil varios puntos dentro del tema de contratos, de modo que se mantenga una apertura a la libertad de contratación que, según la organización, es medular para los negocios.
 
La deponente indicó que la restricción en el tema, “puede afectar elementos de contratación en el negocio bancario”, por lo que sugirió se elimine del documento todo lenguaje en el que se pudiera entender que una de las partes entra en contratación con una desventaja, ya que no ofrecería un ambiente uniforme a los negocios en la Isla.
 
Por su parte, el licenciado Ernesto Mayoral, también en representación de la Asociación, expresó que en la actualidad existe suficiente protección en la ley para las partes que contratan. 
 
Ante ello, Charbonier Laureano indicó que el objetivo de los cambios en este libro de contrataciones es “ampliar los derechos de los consumidores frente a la banca. Estamos tratando de crear un balance entre lo que ambas partes reclaman, sobre todo para los clientes en los contratos de adhesión que tanta controversia ha traído”. 
 
De otro lado, la presidenta de la Asociación de Educación Privada, Wanda Ayala Torres apoyó el proyecto, en específico el Artículo 75 que afirma como derechos esenciales de la personalidad, la dignidad y el honor, la libertad del pensamiento, conciencia o religión, de acción, la intimidad, la inviolabilidad de la morada, la integridad física y moral”.