Respaldo de industria farmacéutica para facilitar el acceso a medicamentos en situaciones de emergencias

El Capitolio – Tras las experiencias sufridas para el despacho medicinas después del impacto del huracán María en septiembre de 2017, el sector farmacéutico del país favoreció el Proyecto de la Cámara 1560, sometido por el presidente del cuerpo, Carlos “Johnny” Méndez Núñez, cuyo fin es establecer mediante ley el proceso a seguir para facilitar el acceso a medicamentos en caso de ocurrir otra emergencia. 
 
A esos efectos, la medida discutida en vista pública de la Comisión de Salud que preside el representante Juan Oscar Morales Rodríguez, enmienda la “Ley de Farmacia de Puerto Rico”, para incluir la definición de estado de emergencia y las disposiciones alusivas a cómo tratar las repeticiones o reabastecimiento de medicamentos en medio de una emergencia.
 
“La destrucción provocada por el huracán afectó la infraestructura de las telecomunicaciones dejando incomunicadas y asiladas a miles de personas. Como resultado, muchos pacientes perdieron comunicación con sus médicos y la receta para continuar con su tratamiento farmacológico. Es indispensable que estos mantengan sus condiciones de salud controladas y evitar complicaciones, sumadas a la falta de energía eléctrica y de acceso a agua potable. Coloca a los pacientes en una situación de grave riesgo y deterioro de su salud. Así que es necesario tomar previsiones que nos permitan mantener un sistema de distribución y despacho de medicamentos funcional en estos casos”, expresó Morales Rodríguez.
 
Los dirigentes de la Asociación de Farmacias de Puerto Rico, el Colegio de Farmacéuticos de Puerto Rico y Coopharma, coincidieron en que durante la emergencia hubo un vacío estatutario donde ninguno de estos profesionales de la salud conocía como proceder en relación a la ausencia de recetas y la falta de comunicación. Por lo que acogieron y llevaron a cabo la dispensación de medicamentos conforme a las instrucciones emitidas por la Administración de Servicios de Salud (ASES), a través de la Orden Administrativa 2017-10-001 y la Oficina del Comisionado de Seguros (OCS) mediante la Carta Circular CN-2017-221-D, para que fueran dispensados sin cumplir con periodos de espera y sin necesidad de autorizaciones pertinentes o tradicionalmente requeridos por la industria.
 
“La Orden Administrativa además autorizó la repetición de medicamentos de mantenimiento sin la receta médica, bastando con la presentación del frasco vacío. También, se honró el despacho de medicamentos prescritos por médicos licenciados fuera de la red de proveedores del Plan de Salud del Gobierno, aplicable a medicamentos no controlados. Las acciones tomadas por ASES y OCS fueron acertadas”, notificó la licenciada Milagros Morales del Colegio de Farmacéuticos.
 
 
Incluso, la licenciada Agnes Martínez en representación de Coopharma aseguró que las farmacias de la comunidad ejercieron su labor y cumplieron con las directrices contenidas en las Cartas Normativas mencionadas. No obstante, señaló que el reto de las farmacias vino posterior, ya que las Cartas Normativas estaban dirigidas a las aseguradoras y la de ASES no indica que fuese extensiva a los Manejadores de Beneficios de Farmacias (PBM, por sus siglas en inglés) contratados por los aseguradores para el manejo y administración de los beneficios de farmacias, incluyendo el pago de las recetas propiamente despachadas por las farmacias al paciente.
 
Mientras que la directora ejecutiva de la Asociación de Farmacias de Comunidad de Puerto Rico, Linda Ayala Bousson expresó que la intervención de la Asamblea Legislativa es necesaria para establecer el proceso a seguir y asegurar el reembolso de las aseguradoras una vez concluya la emergencia.
 
“El comportamiento de los PBM’s es que cuando comenzó el proceso de facturación surgieron alegaciones en que no se pagaban medicamentos debidamente despachados y no tenemos un lugar donde apelar porque las PBM’s no están reguladas”, apuntó Ayala Bousson.
 
Las deponentes no pudieron especificar el monto de los reembolsos, por lo que el representante Morales Rodríguez le solicitó a la directora interina de ASES, Milagros Soto, que se encontraba observando la vista pública, que dentro de un periodo de 10 días someta los documentos de los medicamentos pagados y no pagados por ASES a las farmacias. La funcionaria indicó que cuenta con los documentos requeridos. 
 
El representante Jesús Manuel Ortiz planteó que “las PBM’s, tienen que cumplir con las órdenes del comisionado y ASES. Es un subterfugio”.
 
Finalmente, Morales Martínez, sostuvo que “cada una de las recomendaciones que se vertieron serán consideradas para que sea un proyecto completo. Estoy satisfecho con la vista pública de hoy y entiendo que de ahí va salir un buen proyecto para el beneficio del pueblo de Puerto Rico, las farmacias y todos. En cuanto a la regulación de las PBM’s, esto está incluido en el Proyecto 218 que está pendiente en Reglas y Calendario de la Cámara y está listo para someterse a votación”