Representante hace un llamado de participación a los exjueces del Tribunal Supremo

El Capitolio – En la continuación de los trabajos de la Comisión de lo Jurídico que preside la representante María Milagros Charbonier Laureano, sobre la evaluación del nuevo Código Civil, ésta hizo un llamado a los exjueces del Tribunal Supremo a comparecer a la discusión del Proyecto de la Cámara 1654.
 
“Me gustaría escuchar a los exjueces del Supremo y nos presenten sus recomendaciones a la legislación”, argumentó tras escuchar los comentarios y recomendaciones realizados por la secretaria del Departamento de Justicia, Wanda Vázquez y el doctor en filosofía Ricardo González Méndez. 
 
Sobre el tema del “el concebido se tiene por nacido para todos los efectos que le son favorables”, Vázquez Garced declaró, que “la introducción de las disposiciones sobre el nascituros en el Código propuesto requiere que examinemos más allá de los conceptos, y muy específicamente, teniendo como marco la distinción entre el derecho público y el derecho privado”.
 
Explicó, que en el análisis se observó que tanto el código propuesto como los códigos civiles de Luisiana y España, hacen una clara connotación de que son solo los derechos privados los que se activan a la persona. Esto, cónsono con las expresiones del Tribunal Supremo federal sobre el término persona. Asimismo, añadió que no encuentra vicios inconstitucionales en la propuesta dado a que se trata de una norma de derecho privado con efectos civiles, y queda condicionado al nacimiento. “El lenguaje del Código de California ofrece mayor claridad en cuanto a su propósito por lo que sugerimos que se evalúe incluir en el Código Civil un lenguaje similar”. 
 
De igual forma, se discutió el Artículo 120, que establece una causa de incapacidad para el caso de una madre embarazada. La titular de Justicia sostuvo que no es necesario tal y como lo propone la pieza legislativa ya que la determinación de incapacidad y nombramiento de tutor se encuentra disponible en el ordenamiento jurídico actual. 
 
“No se debe hacer distinción de la mujer embarazada, sino que debe tratarse como cualquier otra persona, y le corresponde al Tribunal evaluar las circunstancias particulares a su discreción. Por otro lado, el artículo propuesto le impone al Ministerio Público la responsabilidad de iniciar este procedimiento sin especificar en qué casos se hará esta intervención”, sostuvo Vázquez Garced, al explicar que el Artículo 120 conllevaría un impacto presupuestario al erario, ya que el DJ tendría que contratar peritos médicos y personal auxiliar para originar los casos judiciales.
 
Asimismo, se analizó el término “de modo reiterado” que menciona el Artículo 2 del ordenamiento jurídico. A tales fines, se recomendó la eliminación de dicho término ya que existe una opinión emitida por el Tribunal Supremo donde sienta bases en el ordenamiento que nos rige. “Consideramos que el artículo debe atemperarse a la naturaleza mixta del ordenamiento puertorriqueño…”
 
Por otro lado, González Méndez, quien fungió en el pasado como presidente de la Asociación Americana para el Avance de las Ciencias División del Caribe (AAAS Caribe), recomendó que, “se cree una comisión de consenso amplio que redacte, edite y logre el consenso de los que debe ser el nuevo Código Civil de Puerto Rico”. 
 
Asimismo, señaló que, “la propuesta de un nuevo Código Civil donde la ciencia, tecnología y sus desarrollos tienen peso sobre la interpretación del texto del Código y donde el Código pueda impactar el futuro de la ciencia, tecnología y el quehacer científico en Puerto Rico”.  
 
La Presidenta de la Comisión reiteró que toda persona interesada en participar del proceso de evaluación y discusión del nuevo Código Civil tendrá hasta el 15 de octubre de 2018 para someter sus comentarios por escrito  a codigocivildepr@gmail.com para ser evaluados.