Representante cursará comunicación con la JSF para optimizar condiciones económicas y detener el éxodo en la Isla

El Capitolio – El Presidente de la Comisión de Desarrollo y planificación expresó que ante la determinación de la jueza Laura Taylor Swain, que pone en manos de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), la determinación de política pública en términos presupuestarios, el organismo deberá tomar acción acerca de las decisiones que optimicen el uso de los recursos para mejorar las condiciones económicas y detener la baja población en Puerto Rico.
 
Sus expresiones fueron vertidas en vista pública sobre la Resolución de la Cámara 64, en la que se analizó las recomendaciones de la Junta de Planificación (JP),  en torno a las acciones que debe tomar el Gobierno para mejorar las condiciones económicas y sociales de la población en la Isla.
 
“Ante la decisión de ayer, la JSF va a decir no solo cuánto podemos gastar, sino cómo podemos gastarlo, y cómo vamos a llevar a esta isla a un desarrollo económico sustentable. El mismo tiene que ir de la mano con nuestra población porque si hay baja en la población y no hay nacimientos, tenemos que tomar acciones para llevar a nuestra isla en una ruta hacia el  progreso, así que en ese sentido le cursaré una comunicación a la JSF para explicar los hallazgos que ustedes nos presentan en el día de hoy y auscultar en qué manera ellos, como Junta, pueden ayudar en cuanto recursos económicos que hacen falta para atajar el problema”, dijo el legislador.
 
Eileen Poueymirrou, miembro asociado y planificadora de la JP, presentó un breve resumen del Informe de Progreso del Comité Multisectorial para el Reto Demográfico, el cual contiene sobre 90 páginas en el que se discuten desde el 2010 las acciones a nivel gubernamental para enfrentar los cambios y necesidades de la población en la Isla.
 
Recomendó que el gobierno trabaje como política pública los temas de seguridad de ingreso, salud y alimentación, educación, familia y bienestar social, la gestión gubernamental y el problema vivienda y medioambiente que inciden en las decisiones de la población de mantenerse en Puerto Rico o trasladarse a los Estados Unidos.
 
Por ejemplo, en el tema de la seguridad del ingreso exhortó al fomento del empresarismo y empleo por cuenta propia, así como la promoción e integración multigeneracional en el empleo para extender la vida productiva y la transferencia de conocimiento, de modo que no se pierda la memoria histórica necesaria para mejorar el desarrollo económico.
 
En el tema de educación es necesaria la ampliación y fomento de una educación adaptada a cada edad, así como la promoción y desarrollo del emprenderismo como alternativa económica a todos los niveles del país.
 
Mientras que en renglón de la salud, debido al envejecimiento de la población, recomendó el desarrollo de mayores servicios de salud que incluye un aumento en los centros de cuido prolongado y mejores servicios de prevención, manejo y control para atender enfermedades crónicas y degenerativas.
 
En torno al aspecto de familia y bienestar social, se recomendó fomentar el incremento en la natalidad mediante incentivos, educación, mejores prácticas médicas y de cuidado a mujeres en etapa de gestación, así como el ofrecimiento de herramientas de paternidad responsable. También, se recomendó la creación de una industria de servicios para los adultos mayores, en los que se incluyen viviendas, transportación e infraestructura seguros limpios y accesibles según sus necesidades.
 
Así también participaron en la discusión el Departamento de Salud, y el Departamento de la Vivienda.