Indagan sobre el acceso a viviendas para policías y trabajadores de respuesta inmediata

El Capitolio –  El secretario del Departamento de la Vivienda, licenciado Fernando Gil Enseñat, dijo hoy que ya se encuentra trabajando en la parte programática del plan anunciado recientemente por el Gobernador para la reconstrucción de viviendas de Puerto Rico tras el huracán María, que se realizará con las asignaciones hechas por el Congreso de Estados Unidos y que incluirá viviendas para policías, bomberos, maestros y trabajadores de sistemas comunitarios. 

“Es algo que estamos contemplando. El Gobernador me hizo el pedido que por favor viéramos en específico esa población y veamos la forma y manera en que podríamos impactarlos. En mi campo de vivienda, vi que se podría hacer ya que existe un gran inventario de viviendas reposeidas. Se estima que en Puerto Rico hay unas 300,000 casas vacías o abandonadas. Podrían ser ofrecidas a policías y los trabajadores mencionados para que ellos entonces las vivan o alquilen. La misión es brindarle esa seguridad que necesitan los policías.”, expresó. 

La información trascendió en la primera vista pública de la Comisión de Vivienda y Desarrollo Urbano, que preside el representante Luis “Junior” Pérez Ortiz, en torno a la Resolución de la Cámara 409, de la autoría del representante Victor Parés-Otero, que investiga las necesidades de vivienda de los miembros de la Policía de Puerto Rico que son asignados a prestar servicio en San Juan y viven fuera de la zona solicitando información para sustentar la necesidad inminente que tienen los policías que residen en la Isla de una vivienda más cerca de donde trabajan.

Agregó Gil Enseñat, que la realidad de Puerto Rico es la falta de planificación y que los mercados de rentas y ventas no están estructurados  y la mayoría de la gente no vive donde trabaja.  “Por lo tanto, nuestros propósitos siempre son y van encaminados a estructurar los mercados para que la gente viva donde trabaja y que las viviendas sean más accesibles”, destacó. 
 
Mientras, que la asesora del Negociado de la Policía bajo el Departamento de Seguridad Pública, la licenciada Omara Arias Nieves, presentó el listado de los alojamientos disponibles para que los policías pernocten. Además, informó que los agentes adscritos a las áreas policíacas de San Juan, Bayamón y Carolina totalizan 4,626, de los cuales 1,071 son residentes de los municipios que comprenden esas áreas. “Por lo tanto, 3,555 efectivos adscritos al área metropolitana, específicamente en las áreas mencionadas son residentes de pueblos distantes”, sostuvo.
 
Los datos fueron confirmados por el asesor legal del Frente Unido de Policías Organizados (FUPO), licenciado José Avilés Lamberti, quien indicó que la gran mayoría de los jóvenes, de ambos sexos que ingresan en la Policía, provienen de fuera del área metropolitana de San Juan, que es, precisamente, la zona geográfica de Puerto Rico que más requiere de los servicios de la Policía. 
 
A esos efectos, recomendó que se provean incentivos para que jóvenes puedan unirse a la policía. Además, recomendó que se le otorgue un diferencial de $500.00 a los policías que residan en la isla y cubrir los mismos con fondos recurrentes mediante un aumento en los sellos del Certificado de Antecedentes Penales y el arancel de los sellos de rentas internas para la licencia de armas de fuego.
 
“El policía es el servidor público más dedicado y sacrificado, que es la defensa del ciudadano frente a la criminalidad y la desobediencia al orden público y, como es de conocimiento por los medios, la uniformada está disminuyendo. Están renunciando y trasladándose a Estados Unidos con mejores sueldos, condiciones de trabajo e incentivos”, dijo.