Evalúan medida que establece derecho a hogar seguro sobre residencia principal del cónyuge supérstite

El Capitolio — La Comisión de lo Jurídico, presidida por la representante María Milagros Charbonier Laureano, evaluó hoy un proyecto que pretende aclarar lo relacionado al derecho de hogar seguro del cónyuge supérstite sobre la propiedad que es su residencia principal.

Mediante el Proyecto de la Cámara 708, de la autoría del representante Jorge Navarro Suárez, se establece que al cónyuge supérstite le asistirá el derecho de reclamar la protección del hogar seguro cuando sea propietario o poseedor legal de la propiedad que ocupe y la misma sea su residencia principal, sin la comparecencia de herederos. 

A la audiencia acudió la directora de la División Legal del Departamento de la Familia, licenciada Surima Quiñonez, quien respaldó el propósito de la pieza. “Apoyamos toda medida que proteja la integridad del núcleo familiar y de toda persona”, expresó la letrada.

A su vez, recomendó se cite al Departamento de Justicia para que se exprese en torno a dicha iniciativa. “El Departamento de Justicia posee la experiencia y pericia para evaluar adecuadamente las consecuencias jurídicas que la aprobación que esta medida pudiese tener”, añadió Quiñonez. 

A la vista también compareció el Colegio de Notarios de Puerto Rico, organismo que se expresó a favor de la pieza. La portavoz de la entidad, licenciada Vilmariely Pacheco, explicó que en reiteradas ocasiones, “compañeros en la práctica del Derecho de Familia y la Notaria se encuentran con situaciones difíciles por haber discrepancias entre los herederos y el cónyuge supérstite”. 

Pacheco sugirió enmiendas adicionales a la “Ley del Derecho a la Protección del Hogar Principal y el Hogar Familiar”, para que en caso de un inmueble cuyo titular está compuesta por la Sociedad de Bienes Gananciales la comparecencia del Acta de Hogar Seguro pueda ser con ambos o con  uno de ellos.

Entretanto, el presidente del Colegio de Abogados, licenciado Alejandro Torres, sostuvo que la medida es adecuada siempre y cuando se exprese con claridad que la legislación se refiere al cónyuge supérstite titular de la propiedad. Mediante ponencia escrita, Torres solicitó que se especifique que una vez fallecido el cónyuge supérstite ninguno de sus herederos, que haya obtenido el beneficio de la legislación, tendrá derecho a la misma en un segundo hogar.

Por su parte, la vicepresidenta de la Asociación de Bancos, licenciada Zoimé Álvarez, catalogó de apropiada la intención legislativa. Mientras, la entidad Servicios Legales de Puerto Rico, también validó la intención del representante Navarro Suárez. El subdirector ejecutivo de la organización, licenciado Alejandro Figueroa, dijo que en tiempos en que la crisis fiscal se agudiza y que la población de la tercera edad es cada vez más numerosa, se hace necesaria la propuesta bajo discusión.

“Esta herramienta facilitaría la protección de la propiedad perteneciente a la comunidad hereditaria sin mayores complicaciones”, manifestó.

Tras escuchar los comentarios de los ponentes, la Presidenta de la Comisión catalogó el proyecto como uno bueno y necesario. “Es una gran medida. Trata de proteger a los sectores más vulnerables de la sociedad; a esa viuda o viudo que queda solo y está expuesto a demandas en cuanto a su hogar seguro”, manifestó Charbonier Laureano.

Agregó que “en momentos de tanta vulnerabilidad para la gente de la tercera edad, la medida ante nuestra consideración es extraordinaria”. 
Categorías: General, Comunicados de PrensaNúmero de Visitas: 239

Etiquetas: