Sin justificación la compra del helicóptero para transportar pacientes

El Capitolio – El presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes, Juan Oscar Morales Rodríguez, denunció hoy que desde mayo de 2016 la pasada administración había determinado que se compraría un helicóptero a pesar de que ya para el 22 de julio se había llegado a un acuerdo de entendimiento con Aeromed, compañía que presta servicios de ambulancia aérea, para que continuara los servicios a los pacientes de Mi Salud. Esto contrasta dramáticamente con versiones que apuntan al cese de servicio de Aeromed como el motivo primordial para la compra de la nave.
 
En vista pública conjunta con la Comisión de Gobierno, que preside el representante Jorge Navarro Suárez, la exdirectora del Cuerpo de Emergencia Médicas, doctora Rosana Otaño López, declaró que durante una reunión celebrada el 31 de mayo con el exdirector de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), Luis Cruz Batista, este mencionó el tema de la adquisición de un helicóptero, por lo que el 13 de junio se iniciaron las reuniones con personal de Emergencias Médicas y la Policía, entre otras agencias, para estudiar alternativas para la adquisición de la aeronave, cuyo costo ascendió a $8 millones y al día de hoy aún no ha prestado los servicios.
 
“Con este testimonio de la Dra. Otaño hemos podido comprobar que desde mayo se estaba hablando de la compra de un helicóptero y es el 8 de agosto que la secretaria del Departamento de Salud le ordena a Otaño, que redactara una comunicación declarando que había una emergencia y que era necesario la compra de un helicóptero”, afirmó el representante.
 
Sin embargo, salió a relucir que desde el 22 de julio de 2016, Aeromed y el Departamento de Salud llegaron a un acuerdo de entendimiento para ofrecer servicios a los pacientes de Mi Salud. Morales Rodríguez también la confrontó con un documento que evidenciaba los viajes que Aeromed siguió realizando, por lo que continuó prestando los servicios a Mi Salud.
 
Según la deponente, esta carta fue redactada tres días después que el exgobernador Alejandro García Padilla indicara en una reunión del Consejo de Salud, el 5 de agosto que era necesaria esta compra y delegara en Ríus la adquisición del mismo.
 
Otaño explicó que su presencia allí fue atípica, ya que por lo general su agencia no era invitada a las reuniones del Consejo de Salud en La Fortaleza. “Yo fui invitada en esa ocasión porque se iba a discutir la necesidad del helicóptero en ese consejo, según mis notas, se refería sobre la necesidad por la emergencia que había, ya que no se había llegado a acuerdos todavía con la compañía privada”, agregó.  
 
A preguntas del Presidente de la Comisión de Salud, la Dra. Otaño reiteró en varias ocasiones que la exsecretaria de Salud, doctora Ana Ríus participó de las reuniones para la compra de la nave y que en ocasiones que no podía asistir enviaba una representación.
 
“En esa reunión, que se llevó a cabo a las 9:30 de la mañana, si invitaron a la doctora Ríus y ya a las 12 del día se había determinado que le iban a comprar un helicóptero a Ecolift.  Ya todo estaba decidido por lo que memorando era para justificar la compra de esta aeronave”, manifestó Morales Rodríguez.
 
 
Acto seguido, se trajo al otrora equipo de administración que laboraba con la Dra, Ríus, compuesto por Luis F. Montes Pérez, director de administración, Magaly Tavárez Monegro, directora de la Oficina de Compras del Departamento de Salud, Diana Meléndez Subdirectora de la Oficina de Compras del Departamento de Salud, Maricarmen Molina Berríos, directora de la Oficina de Servicios Generales del Departamento de Salud y Antonia De Jesús  Santos, directora de la Oficina de Finanzas del Departamento de Salud, quienes narraron cómo se dieron los procesos para la adquisición del helicóptero, la cual se finalizó en dos semanas, sin que mediara subasta, ni análisis del Comité de Subasta.
 
Cada uno de ellos llegaron a la conclusión que con la información que se ha ventilado, la cual incluye el hecho de Ecolift estaba bajo investigación de la negociado de Investigación Federal (FBI, por sus siglas en inglés), el contrato para adquirir el helicóptero sería nulo.
 
A ello se le une el hecho de que el contrato entre Ecolift y el Departamento de Salud, fue finalmente firmado en septiembre pero no fue registrado en la Oficina del Contralor hasta el 2 de noviembre por lo que no se podía realizar los pagos hasta que el documento no fuera registrado.
 
A preguntas de Morales Rodriguez, el licenciado Abraham Tanco Nieves, así como el agente José Rivera Quiñones, piloto de la Policía de Puerto Rico, tuvieron que admitir que tanto en el 2016, como en la actualidad los pilotos de la Policía no pueden volar la nave para utilizarla como ambulancia aérea ya que deben ser adiestrados para poder cumplir con las leyes federales, que incluye la certificación 135 que le permite levantar la nave para transportar a pacientes.
 
Tanco sostuvo que cuando el Departamento de Salud nos indique estamos en la disposición de realizar lo que se estipula en el convenio, bajo el cual, la Policía da mantenimiento y operar la nave.
 
El Presidente de la Comisión de Salud indicó que continuaran con las vistas públicas hasta que se aclare la compra del equipo.