Aseguran proyecto que fusiona agencias de seguridad logrará eficiencia administrativa y fiscal

El Capitolio - La Comisión de Gobierno, presidida por el representante Jorge Navarro Suárez, y la Comisión de Seguridad Pública, presidida por el representante Félix Lasalle Toro, continuaron hoy, viernes, con la discusión del proyecto que propone un sistema integrado de todos los componentes que administran la seguridad pública en Puerto Rico.
 
Ambos representantes coincidieron en  que el Proyecto de la Cámara 741, logrará eficiencia administrativa y ahorros.  “Este es un mecanismo para lograr eficiencia en las agencias de seguridad. Esto no va a dilatar los procesos administrativos, ni cómo se ejecutan las funciones día a día. Ese esquema salvaguardará la particularidad de cada agencia”, consignó Navarro Suárez.
 
Por su parte, Lasalle Toro, quien es hijo de un uniformado, aseguró que la comisión que preside velará por el bienestar de los que tienen la misión de salvar vida y propiedad. 
 
“Este y otros proyectos que analiza la comisión, crearán los instrumentos para aquellos empleados que a diario arriesgan su vida, sientan que tienen una calidad de trabajo y un Gobierno que les está respondiendo”, manifestó el Presidente de la Comisión de Seguridad Pública.
 
A la audiencia compareció el director ejecutivo de la Oficina para Asuntos de Seguridad Pública del Gobierno de Puerto Rico, Heriberto Saurí, quien declaró que el proyecto es uno de vanguardia y de implementación a corto plazo.  “Dará la oportunidad de mejorar de forma significativa la comunicación entre los cuerpos que manejan la seguridad pública y de uniformar los procesos de compras, planes de clasificación, recursos humanos, finanzas y presupuesto”, abundó.
 
El funcionario recordó que uno de los problemas básicos de las agencias de seguridad pública son las fallas de comunicación que colocan en riesgo la misión colectiva en términos de salvar vidas y propiedades, además del mantenimiento de la salud pública en toda su dimensión. Por ello, Saurí expresó que el éxito de la iniciativa dependerá del compromiso de todos sus componentes.
 
“Se debe ser estricto en término de métricas y los períodos de cumplimiento, por lo que cada jefe de agencia tendrá más tiempo de enfocarse en el área de operaciones y servicios de su dependencia”, añadió el exdirector de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (AEMEAD).
 
En la vista también se dieron cita varios sindicatos que representan a policías, bomberos,  y empleados del Sistema de Emergencias 9-1-1, entre otros.
 
 
El Frente Unido de Policías Organizados (F.U.P.O.), sostuvo que existen unas estructuras básicas dentro de los componentes de seguridad que se integran y que tienen unas características propias ya definidas sobre los servicios de seguridad que brindan. Por ello, el presidente de la organización, Diego Figueroa Torres, opinó que es necesario hacer distinciones específicas; en particular, la diversidad del trabajo de cada una de las agencias que el proyecto pretende fusionar.
 
Entretanto, el presidente del Sindicato de Bomberos José Tirado, propuso que se cree un departamento que agrupe a las agencias de ley y orden, y otro que cobije a los Bomberos, Emergencias Médicas y al 9-1-1.
 
Por su parte, el Lcdo. Luis Benítez, asesor legal de CWA, sindicato que agrupa a empleados del Sistema 9-1-1, recomendó enmendar la pieza para establecer que la autoridad suprema en cuanto a la dirección del Negociado de Sistemas de Emergencia será ejercida por una Junta Asesora, quien delegará la administración en un Comisionado del Negociado 9-1-1. De igual forma, recomendó que dicho negociado tenga su independencia e integridad administrativa y fiscal.
 
Tras escuchar los planteamientos, Lasalle Toro anticipó que “la medida sufrirá diversos cambios”.
 
La legislación bajo evaluación propone establecer el Departamento de Seguridad de Puerto Rico (DSP), para lograr una transformación radical de las actividades gubernamentales de seguridad, agrupándolas en un solo departamento. Su misión principal será la de preparar, prevenir y proteger a Puerto Rico a y sus residentes.
 
La medida de Fortaleza ha sido reconocida por varios de los organismos que velan por la seguridad ciudadana “como uno de los pasos más importantes en la estrategia del Gobernador para combatir la actividad criminal”. Mediante el DSP, se consolidarían los servicios que antes brindaban la Policía de Puerto Rico, el Cuerpo de Bomberos, el Cuerpo de Emergencias Médicas, AEMEAD, el Sistema 9-1-1, el Instituto de Ciencias Forenses, y el Negociado de Investigaciones Especiales (NIE).