Necesaria la Oficina del Inspector General

El Capitolio - En la continuación de las vistas públicas sobre el Proyecto de la Cámara 8 que busca la reinstalación de la Oficina del Inspector General de Puerto Rico (OIG), su dirigente del 2011 al 2012, Ricardo Dalmau Santana, explicó que es necesario recuperar estas operaciones que fueron establecidas para promover la integridad y la eficiencia en el uso y el manejo de los fondos públicos, así como prevenir el fraude y la corrupción.

A preguntas del presidente de la Comisión de Gobierno, Jorge Navarro Suárez, el exfuncionario aseguró que la OIG atiende un campo de auditoría que no se está atendiendo en este momento, debido a que fue eliminado por la pasada administración.  A esos efectos, enfatizó que el gobierno necesita contar con los mecanismos necesarios para fiscalizar las autoridades gubernamentales y poder lograr una sana administración pública.

Además, Dalmau Santana agregó que previo a la creación de la OIG, el 34 % de las agencias que componía la Rama Ejecutiva no contaba con auditores internos. Lo que, a su juicio, privaba a los empleados de tener un recurso accesible en su agencia para informar o alertar de cualquier situación de malversación o mal uso de fondos públicos. Mencionó que, entre otros hallazgos, encontró el reclutamiento de auditores internos sin la capacitación profesional o experiencia en auditorías.

El representante Navarro Suárez trajo a la atención del funcionario dudas surgidas en la audiencia pública anterior sobre un informe de la Oficina del Contralor donde señala que la antigua OIG incurrió en gastos en equipo y en pagos por servicios no utilizados. Dalmau Santana aclaró que no estaba en funciones y le correspondería al Inspector General nombrado a su salida.

No obstante, le aseguró a la Comisión que dejó todos los documentos pertinentes a la OIG en orden y desconoce qué ocurrió en la transición una vez dejó la Oficina.

De otra parte, Dalmau Santana también aseguró que con la reinstalación de la OIG no habrá duplicidad de esfuerzos o impacto al Erario.