Buscan que hospitales ofrezcan servicios psicológicos a mujeres que pierden involuntariamente su embarazo

(El Capitolio)-El representante Urayoán Hernández Alvarado anunció la radicación de una medida que obligaría a ciertas instituciones médico-hospitalarias a ofrecer asistencia psicológica y/o psiquiátrica a aquellas mujeres que acudan a recibir atención médica debido a la pérdida involuntaria de un embarazo.

“La pérdida del embarazo es una dura realidad que enfrentan muchas parejas. Para las madres que han sufrido la pérdida involuntaria de un embarazo el dolor es muy intenso y puede desembocar en una depresión severa. En muchas ocasiones, estas mujeres no tienen acceso a ayuda profesional para atender esta depresión, en muchas ocasiones por desconocimiento de alternativas disponibles. De igual forma, no siempre tienen un círculo de apoyo adecuado, lo cual puede provocar mayores sentimientos de angustia y aislamiento durante un proceso tan difícil. No atender esta situación emocional a tiempo, puede tener consecuencias graves para su vida, sus parejas, y familias”, señaló el también Portavoz Alterno de la delegación del Partido Nuevo Progresista en la Cámara de Representantes.

El Proyecto de Ley ordena a los hospitales, centros de cirugía ambulatorios y centros de diagnóstico y tratamiento, tanto público como privado, a ofrecer servicios psicológicos y/o psiquiátricos a mujeres que acudan a sus instalaciones a recibir tratamiento médico, o a someterse a cualquier procedimiento necesario, debido a la pérdida involuntaria de un embarazo. Las pacientes podrán aceptar o rechazar estos servicios libremente.

Según establece el proyecto de ley, la disponibilidad de asistencia psicológica y/o psiquiátrica en esos momentos es sumamente importante para ayudar a sobrellevar el duelo. El vínculo de apego que tienen las madres durante su embarazo, las expectativas con respecto a ese hijo que esperan, y las fantasías y los planes que toda mujer embarazada realiza, se ven trágicamente finalizados tan pronto conoce la noticia de la pérdida. Poder recuperarse de esta situación requiere tiempo, apoyo, y en muchos casos, de ayuda profesional.

“Este proyecto reconoce la necesidad de ayuda emocional que pueden tener aquellas madres que sufran la pérdida involuntaria de un embarazo. Con el mismo pretendemos que se les ofrezca ayuda a aquellas mujeres que estén interesadas en recibir la misma, como una herramienta para atender una depresión en tal difícil momento en sus vidas”, agregó el representante por el Distrito #26, el cual comprende los pueblos de Orocovis, Barranquitas, Villalba y Coamo.

Dichos servicios serán costeados por el paciente, ya sea a través de su plan médico o de forma privada. Aquellas instituciones que no tengan en su facultad médica psiquiatras o psicólogos, deberán otorgar el correspondiente referido, a aquellas pacientes interesadas en recibir tales servicios.