Analizan accesibilidad al transporte público en la zona metropolitana

El Capitolio – La Comisión de Desarrollo de la Ciudad Capital y Asuntos de la Juventud, presidida por el representante Eddie Charbonier Chinea, inició el análisis mediante la Resolución de la Cámara 46, de la accesibilidad a la transportación pública en la zona metropolitana, de modo que se pueda incentivar a las personas a utilizarlo mediante un sistema confiable en el que exista una frecuencia en la llegada de los vehículos.

“El punto principal es conocer cómo nosotros como gobierno estamos haciendo para que más usuarios lleguen al sistema”, dijo Charbonier Chinea.

El representante indicó que entre los objetivos están evaluar la posibilidad del uso de tecnología de modo que las generaciones más jóvenes puedan conocer el sistema y se les garantice que tenga una frecuencia confiable y con aplicaciones por el que puedan seguir por dónde van las guaguas y por tanto, confíen y usen el sistema, lo que redunda en mayores ganancias para la agencia.

“Sería de gran beneficio si la gente supiera a qué hora pasa el transporte y poderse programar. Estos es lo que pasa en el resto de los estados. Eso es lo que queremos lograr y si existen mediante iniciativas privadas que son sin costo para el pasajero por qué no usarlo”, cuestionó el representante Charbonier Chinea.

Durante la vista pública compareció la Lcda. Karina Díaz, asesora legal de la Autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA), quien señaló que en la actualidad la agencia está en el desarrollo del Sistema de Programación Matriz para la administración, control de flotas, mantenimiento y combustible. También añadió que este incluirá tres aplicaciones distintas que serán utilizadas por los mecánicos, choferes y usuarios, respectivamente.

A preguntas del presidente de la Comisión, la asesora legal manifestó que este sistema está en la tercera etapa de desarrollo en la que se está verificando su efectividad, puesto que se construyó a la medida de las necesidades de la AMA y sus usuarios, y no es una plataforma genérica.

“Estamos en la tercera fase que es la implementación y estabilización del sistema, después de eso, entonces va en vivo el sistema, iremos a la fase de orientar al personal de cómo manejar el sistema y eventualmente, se iría a la fase que sería la orientar al público en general sobre el uso del sistema, lo que podría tardar entre seis meses a un año”, señaló la deponente, quien aseguró que todas estas fases están contempladas en el contrato que se pactó con la compañía E-steps en 2018.

En su turno, el representante Antonio Soto Torres manifestó que “tal vez las personas se enfocan en lo que se refiere al GPS únicamente, pero creo que es importante que el pueblo de Puerto Rico conozca que más allá de un programa de GPS, la plataforma que se está estableciendo en la AMA es una mucho más robusta, más amplia que ayuda a la AMA a mantener un control y una buena utilización de los equipos que quizás ha sido la queja que se manifestado por años”.

Soto Torres cuestionó a la asesora de la AMA si alguien se ha acercado a la agencia para ofrecer todos los servicios que se provee bajo la plataforma que está en desarrollo de forma gratuita, más allá del servicio de GPS y la contestación fue en la negativa, “hasta el día de hoy en ningún momento, nadie ha ido formalmente ha ido a la Autoridad a solicitar una reunión para presentarnos una propuesta o un acuerdo colaborativo para trabajar en conjunto este servicio”.

Mientras que el presidente de la organización sindical Trabajadores Unidos de la Autoridad Metropolitana de Autobuses (TUAMA),  Alexis Merced, puntualizó que para atraer más pasajeros al servicio es necesario empoderar a los usuarios usando las herramientas que ofrecer la tecnología, “en pleno siglo 21 y en donde los teléfonos móviles tienen una capacidad enorme de ayudarnos en hacernos la vida más útil, todavía nuestros usuarios carecen de ese poder cuando poder cuando de transportación colectiva se trata”.

Merced narró sobre la iniciativa que comenzó en el 2014, mediante un sistema beta en donde se podía observar la trayectoria de las unidades en tiempo real, pero fue eliminado por el entonces director de la AMA, Alberto Figueroa Medina, quien al ser nombrado como director ejecutivo de la Autoridad de Transporte Integrado (ATI) ordenó el traslado de los servidores y equipos de alta tecnología a este sistema privatizado, que corre el servicio de Metrobus.

“La solución la tenemos al alcance de la mano, por ejemplo, los creadores de la aplicación GUAWA, un proyecto local con el interés de ayudar a nuestros usuarios y el expertise del cual carecen otros actores que son intermediarios de compañías extranjeras que solo los motiva el afán de lucro y no el beneficio del pueblo puertorriqueño”, sentenció el deponente.

Por su parte, Giancarlos González, en representación de la compañía detrás de la aplicación GUAWA, informó que su acercamiento a la AMA se ha centrado “en el derecho a la accesibilidad a una plataforma de datos que debe ser accesible a quien cumpla con los requisitos para accederla. Una empresa tecnológica, establecida en Puerto Rico, enfocada en la movilidad para brindar mayor accesibilidad a quienes consumen su servicio”.

“Nos resulta inaceptable que un sistema pagado con fondos públicos no pueda proveer la información que está en todo el derecho de cada ciudadano a saber, de forma accesible, legible por máquina, completa y actualizada. A su vez, limitar el acceso a empresas locales interesadas en ser parte de la mejora de un servicio esencial a sus ciudadanos y que a su vez redundaría en desarrollo económico para la Isla resulta incomprensible”, puntualizó González.

Durante la vista solicitó “acceso inmediato a los GPS del sistema de AMA”, así como se ordene a First Transit, operador de Metrobus, que son pagados con los fondos de la AMA, el acceso al sistema, que ello si poseen.

De otro lado, Christel Galíndez García, en representación de la Junta Comunitaria del caso urbano de Río Piedras, reclamó que realicen las gestiones necesarias para que el servicio de la AMA funcione, tal y como se ofrecía antes de agosto del 2015, ya que la falta de este ha afectado la calidad de vida y la economía del sector.