Cuesta arriba la normalización de energía eléctrica y agua para la zona central

El Capitolio- Los directivos de la región de Arecibo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) apuntaron que el gran número de plazas vacantes, así como la falta de equipo y las dificultades en la topografía, hacen cuesta arriba los trabajos de reparaciones para que los ciudadanos de Utuado, Jayuya, y Adjuntas puedan contar con este servicio.

Las expresiones fueron vertidas por el Ingeniero Hamilton Lugo, director de la región de Arecibo, durante la vista pública de la Comisión de Desarrollo Integrado de la Región Norte Central, presidida por el representante Michael Abid Quiñones Irizarry. En esta audiencia analizaron los problemas constantes respecto a los servicios de energía eléctrica y agua potable en los municipios antes mencionados, al amparo de la Resolución de la Cámara 11.

“Los hemos citado aquí por el problema recurrente de apagones y falta de servicio de agua potable en barrios y sectores de nuestro distrito que componen los pueblos de Lares, Utuado, Adjuntas y Jayuya para ver las razones para ello y ver las alternativas y la ayuda que podamos ofrecer para ayudar a estos ciudadanos que son de los vulnerables, los más vulnerables”, indicó el Representante.

Por su parte, Lugo alegó que las fallas “en su gran mayoría son causadas por la vegetación o eventos de mal tiempo que afectan el área montañosa. Por la topografía del área, la respuesta para la reparación de averías en la zona central de la Isla usualmente es más compleja debido a que las líneas eléctricas discurren por terrenos montañosos y de difícil acceso que requieren el uso especializado como excavadoras y helicópteros”.

Del mismo modo, reconoció que ese distrito es uno de los más afectados por la falta de personal y supervisores debido a que de la mitad de las 80 plazas, específicamente para el distrito de Utuado, están ocupadas.  Por lo que al darse las fallas tienen que solicitar apoyo de otras zonas y así trabajan para reducir el número de días que tardan en realizar las reparaciones.

Las plazas más urgentes son las de celadores y podadores, ya que debido al escaso personal acumulan grandes cantidades de horas extras, lo que ha producido confrontación con el personal, sostuvo el Ingeniero.

A preguntas del Presidente de la Comisión, Lugo aseguró que han hecho las peticiones a las oficinas centrales de la corporación, pero debido a la situación de quiebra que atraviesan, es difícil llenar las vacantes.

Ante ello, el representante Quiñones Irizarry le solicitó en cinco días una lista de las peticiones realizadas al comentar que “si apareció medio millón de dólares para contratos dentro de la AEE, deben aparecer los fondos para la contratación del personal que hace falta”.

En el caso de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), José Rivera, director de la región norte, argumentó que debido a las constantes fallas en el servicio de la AEE, las plantas de filtración que sirven a las zonas de Mameyes y Hoyo Planes, en Jayuya y Santa Isabel en Utuado, entre otros, no pueden llevar el preciado líquido a estos clientes.

Para aminorar esta situación, Rivera indicó que la corporación luego de reestructurada la deuda, se propone adquirir plantas generadoras para ofrecer el servicio, pero tardará alrededor de un año. Por lo tanto, a corto plazo se adjudicó una subasta para comprar generadores de emergencia.

Ante este cuadro, el representante Quiñones Irizarry anunció que solicitará una reunión con el presidente de la Corporación, Elí Díaz Atienza, quien es natural de la zona, para “hacerle un reto patriótico de ayudar a sus conciudadanos para mejorar su calidad de vida. La mayoría de estas personas son desempleadas, sin los servicios básicos y lo único que tienen es ese pedazo de terreno, por lo que es urgente darles la mano”.