Diferentes sectores se expresan sobre la prohibición del glisofato en las vías públicas

El CapitolioEl presidente de la Comisión de Agricultura, Recursos Naturales y Asuntos Ambientales, Joel Franqui Atiles, reanudó los trabajos legislativos para analizar el Proyecto de la Cámara 138, que busca fijar la prohibición del glifosato en el deshierbado de autopistas, carreteras, calles y caminos estales o municipales de Puerto Rico.

La secretaria Auxiliar de Salud Ambiental del Departamento de Salud (DS), Mayra Toro Tirado, favoreció la aprobación de la medida, de la autoría del representante Denis Márquez Lebrón, ya que “cumple con un fin de salvaguardar y proteger la salud pública, lo que es cónsono con la misión del DS”.

Toro Tirado le reconoció al Presidente de la Comisión que el Programa de Salud Ambiental del DS no tiene inherencia sobre el uso, manejo y aplicación del químico. “La Secretaría Auxiliar de Salud Ambiental adscrita al DS, no cuenta con el peritaje en este sentido. Por ello, ofrecemos total deferencia al Laboratorio Agroecológico del Departamento de Agricultura (DA), así como, la Junta de Calidad Ambiental (JCA), agencias fiscalizadoras y reguladoras”, añadió Toro Tirado.

Mientras, el doctor Víctor Ramos, presidente de la Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico (CMCPR), fue más enfático al endosar la legislación, al plantear que el uso del herbicida se debe eliminar por completo. “Cualquier adelanto en el camino, ya sea restringiéndolo para que sean los agricultores los que lo utilicen en sus fincas, eso sería un adelanto significativo en el proceso y ciertamente no nos vamos a oponer”, argumentó Ramos a preguntas del vicepresidente cameral, José “Pichy” Torres Zamora.

Torres Zamora, comentó que existen otros químicos más peligrosos que se utilizan diariamente, por ejemplo, durante la aspersión o fumigación al mismo tiempo señaló la necesidad de atender la problemática.

Por otro lado, la doctora y toxicóloga Liza Dunn de la compañía Bayer Cro Sciencie Puerto Rico, defendió el herbicida, ya que provee controles efectivos de las malezas en las vías públicas. “El glifosato es una opción indispensable para administradores de terrenos que necesitan controlar las malezas invasoras y como instrumento para ayudar a restaurar hábitats nativos”, argumentó al plantear que los principales reguladores de la salud a nivel mundial han asegurado que los productos a base de glifosato de la marca Bayer “se pueden usar de manera segura según las indicaciones y que el glifosato no es cancerígeno”.

En esa misma línea, la directora ejecutiva de la Asociación Agrícola de Puerto Rico (PRABIA, por sus siglas en inglés) discrepó del Proyecto de la Cámara 138, por entender que este tipo de iniciativas “amenazan directamente la sustentabilidad de la Agricultura”. Además, por tener “lenguaje inflamatorio y premisas incorrectas referente al glifosato y su seguridad establecidas por las Agencias Regulatorias, tanto federales como estatales”.

Asimismo, Iris Jannette Rodríguez, presidenta de la organización Productores de Café de Puerto Rico, Inc. (PROCAFÉ), disintió por entender que esta pieza legislativa “parte de premisas incorrectas y creará un precedente nefasto para el uso de otros productos químicos necesarios para la agricultura”.

Rodríguez presentó preocupación por la prohibición del glifosato por el impacto económico que crearía en el sector agrícola en las fincas rentadas con la Autoridad de Tierras (AT). “Actualmente el uso de herbicidas y glifosato es una herramienta segura y económica para el control de malezas”, apuntó.

En el turno de preguntas, el representante Márquez Lebrón y autor de la medida, comentó sobre la importancia al impacto económico que tendrá la prohibición versus a los problemas de salud pública que tienen los puertorriqueños.

Más tarde, el catedrático del Departamento de Química de la Universidad de Puerto Rico del Recinto de Mayagüez, el profesor Enrique Meléndez Martínez, avaló la aprobación de la legislación, por ser un paso de avanzada. “Dar este paso de avanzada será recordado por generaciones futuras como una contribución sin par de aquellos que están llamados a proteger la salud y la vida de todos los puertorriqueños”.

También respaldaron la medida, Salvador Tió del Colectivo Nada Santo Sobre Monsanto y Jesús Vázquez de la organización Boricuá de Agricultura Ecológica, al exponer sus puntos en defensa de la prohibición del herbicida y en pro de la agroecología.

Poco después, el agrónomo y presidente de Acción y Reforma Agrícola, Pedro J. Vivoni Alcaráz, recomendó a los miembros de la Comisión a “actuar con más prudencia y ver los efectos que esta prohibición tiene en la agricultura”.

Por último, el presidente de la Comisión de Agricultura del Colegio de Abogados de Puerto Rico, el licenciado Héctor Collazo Maldonado, solicitó tiempo adicional para presentar un memorial sustentado, sin embargo, adelantó que la entidad endosa el proyecto de ley.