Comienza investigación sobre los efectos de los cigarrillos electrónicos

El Capitolio- La Comisión de Salud, que preside el representante Juan Oscar Morales Rodríguez, inició hoy una investigación sobre los efectos que produce el uso de cigarrillos electrónicos, así como las gestiones que realiza el Gobierno de Puerto Rico para atender el problema de salud pública que generan dichos dispositivos.

La Resolución de la Cámara 1522, presentada por los representantes Pedro “Pellé” Santiago Guzmán y Maricarmen Mas Rodríguez, también busca identificar si existen estadísticas sobre las edades promedio de las personas que utilizan los cigarrillos electrónicos en Puerto Rico, y auscultar la posibilidad de implementar medidas para desalentar su uso entre adolescentes y jóvenes de edad escolar.

El representante Morales Rodríguez enfatizó que ante el cuadro que se ha presentado en los Estados Unidos, en donde se han registrado 32 muertes estrechamente relacionadas con la utilización de los cigarrillos electrónicos, “mi petición es que no esperemos a que se presenten casos en la Isla; esta comisión quiere presentar legislación que reduzcan estos cigarrillos o evaluar la posibilidad de prohibir la venta de estos cigarrillos aquí en Puerto Rico”, puntualizó el Legislador.

Ello debido “a que son los jóvenes entre los 14 a 18 años los que están consumiendo este producto porque se le está haciendo muy fácil adquirir este tipo de cigarrillos en todas las tiendas que hay, en un bar, un cafetín, en un puesto de gasolina; es demasiado accesible”.

Uno de los cursos de acción que pretende estudiar el Representante, es para “que aquellos comerciantes que se arriesguen a venderle estos cigarrillos electrónicos a un menor de edad se le revoque la licencia para vender cigarrillos para siempre. Las medidas que tomemos tienen que ser medidas estrictas; que le duelan a las personas y que lo piensen dos veces antes de venderle un artefacto de estos a un menor de edad”.

A la vista pública compareció Juan Rivera, Administrador Auxiliar de Prevención de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), quien señaló que desde el 2017 “la ASSMCA ha estado alertando a través de orientaciones y talleres en escuelas públicas y privadas a unos 170,000 adolescentes, además de los universitarios sobre los riesgos de los vaporizadores y la peligrosa practica del llamado “vapeo”.

Rivera explicó que las cápsulas que se usan en los cigarrillos electrónicos además de sabores frutales, también pueden contener diferentes por cientos de nicotina, ingrediente sumamente adictivo y que está comprobado científicamente que puede afectar el desarrollo del cerebro en los adolescentes que continúan su etapa de desarrollo hasta pasados los 25 años de edad.

En la actualidad, llevan a cabo una campaña de orientación en las redes sociales para educar a los jóvenes sobre los peligros del uso de cigarrillos electrónicos, ya que han encontrado que desde la comodidad de su habitación un joven puede comprar estos aparatos que le llegan por correo. Durante la vista, el representante Morales Rodríguez mostró un anuncio de una página de descuentos en internet, en el que se vendía un estuche para “vapear”.

El Administrador Auxiliar de ASSMCA mencionó que “como agencia recipiente de fondos federales, la Substance Abuse and Mental Health Services Administration (SAMHSA), se nos requieren a los estados y territorios que reciben estos fondos para la prevención y tratamientos de sustancias, tengan leyes que prohíban la venta de cigarrillos o productos de tabaco a menores de edad; que estas leyes se apliquen de tal forma que reduzcan la accesibilidad a los niños y jóvenes”.

Esto incluye un estudio anual para comprobar el nivel de incumplimiento de los comerciantes, que no puede pasar del 20 por ciento. Sin embargo, en el 2017 la cifra fue de 20.5 por ciento y en 2018, de un 10.6 por ciento. Los estados o territorios que sobrepasan el por ciento de incumplimiento se arriesgan a perder hasta un 40 por ciento de los fondos asignados.

Rivera apuntó que según está establecida la ley de rentas internas local, el Departamento de Hacienda no ha podido imponer multas por violación a la venta a jóvenes de cigarrillos, por lo que recomendó enmiendas a esta legislación.

Mientras que Antonio Cases, director de la División de Enfermedades Crónicas del Departamento de Salud (DS), informó que según el Behavioral Risk Factor Surveillance System (BRFSS) la prevalencia del uso de los cigarrillos electrónicos en la Isla es de un 0.7 por ciento (19,217) en adultos en el 2016, mientras que en el 2017 aumentó a un 1.2 por ciento (31,663).

“Es razonable esperar que de realizarse un nuevo estudio en el 2019, se observe un aumento significativo de la cantidad de personas que usan cigarrillos electrónicos”, subrayó Cases.

Este deponente añadió que el estudio demuestra que para el 2016 y 2017 los fumadores de cigarrillos electrónicos también utilizaban cigarrillos convencionales, con un 78.7 por ciento para el 2016 y 67.3 por ciento para el 2017.

En el renglón de los jóvenes, según una Encuesta Juvenil sobre Factores de Riesgo (YRBSS, por sus siglas en inglés) se reportó que en Puerto Rico el 5.1 por ciento de los adolescentes fumaban cigarrillos electrónicos, siendo los varones los usuarios mayores, con un 6.2 por ciento versus las féminas con un 4.1 por ciento.

Cases argumentó que aparte de “lo altamente adictiva que es la nicotina y sus efectos adversos en las mentes en desarrollo, se ha demostrado que el aumento significativo del “vapeo” entre la juventud, se atribuye al atractivo de los sabores del vapor aromatizado y los productos de nicotina alternativos”.

A su vez, indicó que como medida cautelar el Secretario del DS, el Dr. Rafael Rodríguez Mercado, firmó la Orden Ejecutiva 416 que ordena a los hospitales a informar a la agencia si llega a sus instalaciones algún caso que pueda ser atribuido al uso de cigarrillos electrónicos. Esta Orden Ejecutiva tiene una vida de seis meses.

Ante ello, uno de los autores de la medida, el representante Santiago Guzmán le solicitó al deponente que se tomen los pasos dentro de la agencia para que esta orden ejecutiva tenga una vigencia más larga y así se pueda obtener mayor información.

Por último, la directora ejecutiva de la Asociación Puertorriqueña del Pulmón, Laura A. Vélez, favoreció la intención del representante Morales Rodríguez de prohibir la venta de estos aparatos y su uso en lugares públicos, al menos en lo que se producen nuevos datos de sus componentes, debido a que se desconoce si las personas alrededor del que utiliza este cigarrillo se pueden ver afectados ya que algunos contienen nicotina.