Comisión de Hacienda busca dar más participación a las organizaciones sin fines de lucro

El Capitolio- El presidente de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y de Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico, “PROMESA”, Antonio “Tony” Soto Torres, planteó al inicio del análisis del presupuesto recomendado para el Departamento de la Familia (DF) y sus componentes, la necesidad de dar un rol más amplio a las organizaciones sin fines de lucro en el ofrecimiento de servicios directos a los miembros más vulnerables de la sociedad.

“La pregunta clave aquí es si el Gobierno debe reenfocar sus recursos a un rol más amplio de supervisión y dejar que las instituciones sin fines de lucro, que han demostrado un peritaje y ser más eficientes, se ocupen de dar el servicio directo a nuestras familias”, sostuvo el Representante. 

Soto Torres opinó que “ha llegado la hora de que el Gobierno evalúe qué servicios se pueden transferir a las entidades sin fines de lucro para poder maximizar el uso de nuestros recursos económicos y realmente ir mermando los problemas que nos consumen como pueblo”.

Para el Legislador, no se trata de dejar de administrar el beneficio del PAN y otros servicios que pudieran ser inherentes a la función gubernamental, sino romper con la estructura burocrática que obstaculiza los servicios que reciben las familias, de manera que sean oportunos y de excelencia. 

Su planteamiento se dio ante el hecho que la Secretaria del DF, Glorimar Andújar Matos, informó que el presupuesto recomendado para el próximo año fiscal alcanza los $2,509 billones, siendo $7.8 millones menos que el año vigente. De estos, el 88 por ciento se asigna para donativos, incentivos, subsidios y aportaciones a entidades que ofrecen servicios directos a las familias.

Específicamente, se refleja en las partidas del Fondo General con $321,016 millones para una merma de $18,130,000, Fondos Especiales Estatales con $8 millones, para $141 millones menos, y en el renglón de otros ingresos, al cual no se le asignó fondos, lo que representa $2.1 millones menos. La única partida que muestra un aumento es la de Fondos Federales con $12, 636 millones adicionales, para un total $2, 185, 505 millones.

El presupuesto presentado es de la Administración de Desarrollo Socioeconómico y de la Familia (ADSEF), la del Sustento de Menores (ASUME), la de Familias y Niños (ADFAN) y la de Cuidado y Desarrollo de la Niñez (ACUDEN).

Los fondos asignados se desglosan en una asignación de $57.3 millones para el Secretariado; a la ADAFN se le asignan $220 millones; ACUDEN cuenta con una asignación de $93 millones; ADSEF tiene una asignación de $2,110 millones; mientras ASUME cuenta con una asignación de $28.5 millones.

Andújar Matos afirmó que estos recortes, les impide ocupar 300 puestos vacantes. Entre estos destacó los trabajadores sociales y choferes para la movilidad de los niños bajo la custodia de la agencia, y asistentes de servicios para atender la población vulnerable en la Isla. Para este concepto se solicitó una asignación de $68, 740,000 millones, pero solo se destinó $53, 565,000 millones.

Tal como lo solicitó el pasado sábado, Soto Torres, pidió a todos los componentes del DF, “granular el presupuesto”, de modo que se refleje en cada partida las necesidades de los programas que componen la agencia.

“La posición del Presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez y de este servidor es de mantener las aportaciones a las organizaciones sin fines de lucro al mismo nivel o un nivel más alto.  No vamos a estar permitiendo una disminución de dichas asignaciones, por lo necesitamos que nos ofrezcan un detalle minucioso de las necesidades de cada una de las dependencias para poder hacer nuestro trabajo y adoptar un presupuesto que responda a las realidades de estas agencias”.

A renglón seguido anunció la radicación de una medida bipartita para combatir la pobreza infantil mediante un fondo que ofrezca las herramientas necesarias a las familias.  Esto, con el propósito de que puedan superarse y lograr en el futuro una sociedad más prospera y mejor educada.

“Hay muchos niños que el único alimento que reciben es el que se reciben en el comedor escolar, que atraviesan por situaciones familiares de violencia o viven en condiciones infrahumanas, que se ven expuestos a explotación o se ven obligados a trabajar desde muy temprana edad. Los niveles de deserción escolar son sumamente altos y en ese sentido tenemos que darles a los niños de Puerto Rico una oportunidad de una educación de excelencia, proveerles oportunidades de temas que los estimule a superarse y continuar sus estudios. También, darle a sus familias las circunstancias idóneas para que puedan desarrollarse económicamente y logren movilidad de los ambientes de riesgos a los que están expuestos”, señaló el Presidente de la Comisión de Hacienda.