Atienden con prioridad el presupuesto del Departamento de Educación

El Capitolio –  El presidente de la Comisión de Hacienda, Presupuesto, y de Supervisión, Administración y Estabilidad Económica, Antonio “Tony” Soto Torres, atendió hoy en vista pública el Presupuesto para el Año Fiscal 2019-2020 del Departamento de Educación (DE), aseverando que hará un profundo análisis tanto del documento sometido por el Ejecutivo como el de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), que contienen asignaciones diferentes.

 

La Junta sometió un presupuesto de $2,401 millones con la partida de $920 millones para la nómina que incluye los $500 de aumento anuales para los maestros y el Ejecutivo sometió un presupuesto de $2,662 millones con una partida de $908 millones para la nómina, también con el aumento salarial incluido.

 

“Por ende, la Comisión de Hacienda tiene ambos documentos y estará trabajando sobre ambos para adoptar un presupuesto conforme a la ley PROMESA. El presupuesto de Educación es una de las prioridades a nivel de política pública tanto para la Asamblea Legislativa, como para el Ejecutivo. Es uno de los departamentos que tiene mayor diferencia presupuestaria en relación al presupuesto que somete el Gobernador versus el presupuesto que somete la JSF. Hay una diferencia de $262 millones entre ambos; hay unas partidas que son significativas para nosotros”, sostuvo Soto Torres.

 

Ante estas expresiones, el secretario interino de Educación, el doctor Eligio Hernández Pérez, planteó su preocupación sobre dicho aumento salarial al sostener que la partida de $500 anuales contenida en el nuevo presupuesto del Gobernador “es muy poco… unos $20quincenales”.

 

A esos efectos, el secretario de administración del DEPR, Osvaldo Guzmán, presentó a la Comisión un documento conteniendo una propuesta con la redistribución de los $2,662 millones de fondos de asignaciones englobadas del presupuesto del Gobernador. Además, recomendó que se contemple utilizar parte de una partida sin detallar el presupuesto de $308 millones identificada como otros gastos adicionales.

 

Hernández Pérez, añadió “hemos hecho un esfuerzo genuino con el Ejecutivo para lograr hacer, primeramente, justicia salarial a toda la clase magisterial de Puerto Rico… a los directores escolares y facilitadores docentes. Estamos aquí estableciendo todos los argumentos comparativos en esa toma de decisiones. Queremos hacerle justicia salarial al personal docente y docente administrativo.  Más allá de darle un aumento de $500 anuales se debe revisar la escala salarial de los maestros de manera más amplia” apuntó al explicar que su propuesta conlleva un aumento de $474 mensuales al salario maestros y de $699 a los directores de escolares”.

 

Mientras, el representante Soto Torres enfatizó la importancia de poder validar la información y para ello se tiene que obtener el número exacto de cuántos maestros y empleados hay en el sistema.

 

“Esa información quien la tiene es el Departamento de Educación. Por lo tanto, le hemos pedido a ellos que nos provean el detalle la cantidad de personal regular que tienen en su nómina y nos establezcan cual sería el gasto proyectado para el próximo año fiscal y que aparte, nos provean lo que significaría el aumento propuesto por el Ejecutivo a razón de $500 anuales”, señaló el representante. El Presidente de la Comisión de Hacienda también abordó el problema de la fuga de profesionales de educación a otras jurisdicciones por salarios mayores así como la atención que debe dársele al método Montessori.