Investigan irregularidad de báscula para pesar cannabis

El Capitolio –  Junior Rosado, dueño de la empresa Al Tech, proveedora de balanzas a diferentes establecimientos comerciales en Puerto Rico, aseguró hoy que las básculas que facilita a sus clientes manufactureros y productores de cannabis medicinal las entrega calibradas, con un sello provisional del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) y un documento que les informa que cuentan con un plazo de 10 días para realizar la gestión con DACO de certificar su uso.

Las expresiones fueron vertidas como parte de la investigación que realiza la Comisión de Gobierno, presidida por el representante Jorge Navarro Suárez, para verificar el cumplimiento de la ley que regula el cannabis medicinal en Puerto Rico, luego de detectar en una reciente visita ocular en la empresa Anannís (Cayey) que estaban utilizando una báscula con un sello de DACO marcada como “rechazada”.

Durante el interrogatorio del portavoz de la mayoría y autor de la Resolución de la Cámara 1177, el representante Gabriel Rodriguez Aguiló que ordena la pesquisa, Rosado indicó que su compañía vende básculas a supermercados, farmacéuticas y diferentes empresas, entre las cuales están las utilizadas por los manufactureros y productores de cannabis cuyo modelo para la Isla es de tipo Aprob.

En el caso de la empresa Annanís, negó que esto haya ocurrido antes. Explicó que de inmediato envió personal a examinar la báscula y encontró que estaba debidamente calibrada. “Todavía no cabe en mi cabeza por qué esa báscula tenía el sello de rechazada. Lo irregular es que después de lo ocurrido investigué y encontré que la báscula primero estuvo en una empresa en Bayamón y después apareció en Al Tech y fue entregada a Annanís. Tal vez el empleado no se percató del sello que tenía… no sé.  Pero, esto está siendo investigado por el CIC y no puedo dar más información al respecto”, dijo Rosado a la Comisión.

A preguntas del representante Navarro Suárez, declaró que no encontró evidencia de que la báscula se sacara de las instalaciones del primer cliente en Bayamón, pero sí de Annanís.

Igualmente, insistió que vende sus balanzas debidamente calibradas y con el sello provisional de certificación de DACO conteniendo las advertencias a sus clientes de que es su responsabilidad obtener la certificación requerida de dos años de duración por DACO.

“Nosotros las calibramos, DACO no calibra, solo certifica. Y todos los meses hacemos un reporte mensual a DACO de las balanzas que vendemos, a quién y cuándo. A nivel comercial somos los más que vendemos. Pero, hay muchas compañías que las venden. Además, hay diferentes básculas que se pueden comprar por Internet, pero al no ser el modelo utilizado en Puerto Rico son rechazadas por DACO”, amplió Rosado.

Los representantes Navarro Suárez y Rodríguez Aguiló coincidieron en la importancia de asegurar el funcionamiento adecuado de la industria del cannabis y las aprobaciones de los equipos de pesar y medir por DACO para funcionar conforme a la ley. 

“No queremos que se tenga la percepción equivocada. Nuestra intención no es perjudicar la industria, sino que produzca empleos”, expresó Rodriguez Aguiló, mientras que Navarro Suarez le dio un plazo de 10 días a Al Tech para someter copia de los informes mensuales que entrega a DACO.

Categorías: GeneralNúmero de Visitas: 511

Etiquetas: COMUNICADO DE PRENSAVISTA PÚBLICACÁMARA DE REPRESENTANTES