Se reinicia el análisis del nuevo Código de Incentivos

 

El Capitolio – Con el fin de consolidar las decenas de decretos e incentivos que fomentan el desarrollo económico de la Isla, la Comisión de Hacienda, Presupuesto y de Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico, “PROMESA”, presidida por el representante Antonio “Tony” Soto Torres, reanudó el estudio del Proyecto de la Cámara 1635, que establecerá el nuevo “Código de Incentivos de Puerto Rico”, que incluye nuevos cambios sometidos por la Rama Ejecutiva.

Esta medida presentada por el Ejecutivo no solo unifica sobre 50 leyes de estímulos monetarios sino que incorpora la alternativa de solicitarlos mediante créditos contributivos. Además, crea el marco legal y administrativo que regirá la solicitud, evaluación, concesión o denegación de incentivos por parte del Gobierno de Puerto Rico.

El secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Laboy Rivera, endosó la pieza legislativa, sin embargo, se enfocó en los nuevos cambios propuestos por la Rama Ejecutiva.

En su deposición, el Secretario destacó que el nuevo Código de Incentivos busca reformar el manejo de todos los incentivos económicos de Puerto Rico. Y como parte de los nuevos cambios, mencionó los sectores de la agroindustria, manufactura, industrias creativas, economía de visitante, empresarismo e individuos, entre otras industrias.

"Proponemos incentivar actividades que produzcan un retorno sobre la inversión (ROI, por sus siglas en inglés) positivo para Puerto Rico”, añadió el Secretario al asegurar que la propuesta de ley va acorde con la política pública de la actual Administración. Asimismo, aludió a que el nuevo Código armoniza las tasas contributivas a través de las industrias, aunque incluye ciertas excepciones. Entre las que señaló, el cuatro por ciento en la tasa de contribución sobre ingresos y el dos por ciento por cinco años para las pequeñas y medianas empresas (PYMES) con ingresos de tres millones de dólares anuales y negocios establecidos en las islas municipios de Vieques y Culebra; el 60 por ciento de exención de patente municipal; y un cero por ciento en la tasa de distribución de dividendos.

En cuanto a la agroindustria, Laboy Rivera señaló que se revierte la tasa contributiva aplicable a los Agricultores Bonafide para un 90 por ciento de exención de contribución sobre ingresos, en lugar de una tasa fija de un cuatro por ciento.  Seguido, el Presidente de la Comisión favoreció la nueva enmienda que provee la alternativa de crédito contributivo en el mencionado sector, ya que “da margen para que más personas entren y se beneficien”.

El proyecto de ley también garantiza el acceso a la salud extendiendo la vigencia de la “Ley de Incentivos para la Retención y Retorno de Profesionales Médicos”. Además, la misma incluye un programa de repago de préstamos estudiantiles a médicos a cambio de que estos vivan en Puerto Rico por siete años consecutivos. Igualmente, incorpora una ventana de cinco años para los productores y vendedores de energía de gas natural puedan cualificar para solicitar un decreto.

A su vez, se crea el programa “Cuenta Mi Futuro”, donde el gobierno fija una cuenta de ahorro a cada estudiante que inicie el grado kínder en el sistema público. El Gobierno de Puerto Rico aportará mil dólares a dicha cuenta y la misma estará disponible para el estudiante cuando se gradúe de duodécimo.  Los fondos de dicha cuenta, los cuales solo podrán utilizarse para comenzar estudios universitarios o como capital para iniciar su propio negocio, serán invertidos conforme a los parámetros que establecerá la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (AAFAF).

Por otro lado, Mohammah Yassin, en representación de la AAFAF, sostuvo en la audiencia que, desde el punto de vista fiscal, el Código de Incentivos proveerá mayor transparencia en el gasto público. También, recalcó que “esta medida proveerá mayor certeza a las inversiones que se realizan en la Isla, pues contiene reglas claras, así como procesos ágiles y eficientes”.

Mientras, el secretario auxiliar de Rentas Internas del Departamento de Hacienda, Francisco Parés, favoreció la aprobación del Proyecto 1635, ya que se centralizan los procesos. “En nuestra ponencia al proyecto original, fechada el 8 de junio de 2018, avalábamos que se continuase con el trámite legislativo de la medida debido a que el mismo impactará positivamente las funciones del DH, agilizará los trámites para hacer negocios en Puerto Rico y redundará en ahorros al Fondo General. En cuanto a las enmiendas que se incorporan al proyecto para atender los cometarios que surgieron durante las vistas públicas, notamos que se atiende favorablemente los reclamos de diferentes industrias como la cinematográfica, la turística y la agrícola”, argumentó.