Cámara investiga emergencia de salubridad en el Cementerio Muncipal de Lares

El Capitolio –   La Comisión de Desarrollo Integrado de la Región Norte, que preside el representante Michael Abid Quiñones Irizarry, inició con el estudio de la Resolución de la Cámara 1218, que busca atender la situación que sigue presentando el Cementerio Municipal de Lares, en torno a las fosas que continúan a la intemperie tras el impacto del huracán María.

La medida, de la autoría de Quiñones Irizarry, tiene como fin el analizar las acciones, los planes de manejo y gestiones realizadas por el Municipio de Lares para resolver lo que catalogó como “la crisis ocasionada por el colapso del cementerio municipal”.

El Presidente de la Comisión sostuvo que, “el pueblo de Lares está frustrado. El cementerio municipal donde descansan los restos de sus familiares está cerrado y actualmente sí ocurre un fallecimiento tienen que acudir a otros cementerios. A la ciudadanía se le ha vendido sueños de que próximamente se va a estar en construcción un nuevo cementerio y no tienen el dinero para ello. Se está jugando con la sensibilidad del pueblo”.

Como parte del análisis de la medida, Quiñones Irizarry presentó fotografías del aspecto apocalíptico del cementerio que evidencian la urgencia de actuar antes de que surja una emergencia de seguridad pública.  “Es mi deber ineludible buscar respuestas e informar a mi gente”, agregó el Legislador.

Al abordar al licenciado Edwin R. Cabrera Rivera y Mayra Toro Tirado, secretaria auxiliar para Salud Ambiental del Departamento de Salud (DS), si en efecto, es el actual aspecto del camposanto, ambos afirmaron que en su reciente visita observaron que estaba en esas condiciones. 

Según la Funcionaria en Salud Ambiental, el hecho de que haya fosas rotas y haya reservorios que acumulan agua está propenso al desarrollo de criaderos de mosquitos lo que pudiera convertirse en un serio problema de salud pública en términos de enfermedades arbovirales. “Le hemos facilitado larvicida al municipio y en conjunto con nuestro personal nos hemos mantenido aplicándolos y en proceso de identificar los criaderos y procesos a asperjación. Otro aspecto relevante para la salud es conocer en qué fecha fueron sepultados los restos que se fueron por la pendiente. Porque un cuerpo recientemente enterrado está en pleno proceso de descomposición y hay una quebrada… la quebrada Los Muertos. Cuando fuimos en septiembre tras la emergencia los ciudadanos estaban bañándose y lavando ropa en él. Por lo que necesitábamos la información”, argumentó la Funcionaria.  

El representante Quiñones Irizarry cuestionó si eso debe considerarse una situación de emergencia en el cementerio, a lo que Toro Tirado respondió en la afirmativa, al igual que Cabrera Rivera.

Ante la seriedad del planteamiento, el senador por Lares, Nelson Cruz, invitado especial de la comisión cameral, recomendó que se envíe una comunicación al Gobernador para que declare la situación del cementerio como una emergencia.

El Asesor Legal confirmó que, para octubre de 2017 hasta el presente, el DS ordenó el cierre del camposanto compuesto por la parte vieja y la nueva, ésta última siendo la más afectada por las lluvias y deslizamientos de terreno.  Aseguró que por el peligro que representa se prohibió sepultar a más difuntos y se le concedió al municipio un permiso limitado para colocar urnas de difuntos cremados en los nichos ubicados frente al cementerio.  De igual forma, comunicó que se instruyó a buscar en los registros del municipio a los dueños de las fosas, ya que a los panteones le atempera la Ley de Propiedad y Mueble y poder proceder con el proceso de exhumación de los féretros que se fueron por la pendiente.

Por otro lado, el alcalde del Municipio de Lares, Roberto Pagán Centeno, informó más temprano que intentaron comunicarles a los familiares lo sucedido. Sin embargo, presentaron contratiempo porque muchos de los documentos se dañaron con los disturbios y otros databan de muchos años. De igual forma, mencionó que DS le impide el paso al cementerio.

Corrido, Quiñones Irizarry, manifestó que citará al Administrador del cementerio, esto como parte de la investigación, ya que en los testimonios brindados existen incongruencias.

Pagán Centeno entregó a la Comisión un informe con las gestiones realizadas por su administración para resolver el problema. Detalló que comenzó a tramitar la compra de un terreno para ubicar el cementerio nuevo pero los estudios de suelo, flora y fauna no fueron favorables. Al presente, mencionó que se identificó otro terreno en el barrio Espino que cumple los requerimientos comprobado por profesionales en este campo y que la propuesta será emitida según la reglamentación de FEMA.

“El municipio cuenta con un informe detallado de la manera que hemos trabajado este asunto. El mismo se encuentra disponible para todo aquel que así lo desee. El costo aproximado para lograr completar los trabajos del nuevo cementerio es de $30 a $50 millones. Cuando se complete el proceso vendremos a pedir la ayuda de la Asamblea Legislativa. Jamás en la vida pensamos que esto hubiese podido ocurrir”, sustentó el alcalde.

De otra parte, la doctora Carmen Lydia Arcelay, profesara de Humanidades, Ciencias Políticas y Educación y miembro del Movimiento Ciudadanos Pro Cementerio de Lares, presentó la queja de la comunidad que al presente no pueden sepultar a sus seres queridos en el cementerio, visitar las tumbas o limpiarlas. Solicitó a la Comisión “que mientras se resuelve esta situación se nos permita a los ciudadanos el acceso al cementerio a la parte menos afectada y se investigue quien autorizó vender los terrenos y las tumbas. Nos urge tener un lugar habilitado para enterrar a nuestros muertos y que descansen en Paz”, exclamó la educadora. 


Categorías: General, Comunicados de PrensaNúmero de Visitas: 170

Etiquetas: