De amarillo El Capitolio por la endometriosis

El Capitolio – Como parte de los esfuerzos de crear conciencia sobre la condición de endometriosis y su efecto en la salud y calidad de vida de la mujer, la Cámara de Representantes iluminó de color amarillo El Capitolio, en una actividad presidida por la Vicepresidenta cameral, Lourdes Ramos Rivera.

La Presidenta de la Comisión de Asuntos de la Mujer destacó que la iniciativa también refleja el compromiso del cuerpo legislativo y su Presidente, Carlos “Johnny” Méndez, por propiciar el más decidido apoyo a las causas de la mujer en todos los renglones de nuestra vida como pueblo.

“Estamos unidos al esfuerzo de concienciación para lograr que la endometriosis no siga lacerando la relación familiar, como la salud de la mujer, sus derechos reproductivos y su bienestar en general”, sostuvo Ramos Rivera al agradecer las gestiones afirmativas en favor de la mujer por parte de la Fundación Susan G. Komen, ProGyn y la farmacéutica Abbie.

La actividad inició propiamente a media tarde en la galería capitolina José M. Tous, con la apertura de la Exposición “Unidas somos más fuertes”, una recolección fotográfica de mujeres sobrevivientes de cáncer o portavoces de la prevención, pacientes de endometriosis y portavoces de la educación sobre la condición, como, además, representantes de albergues de mujeres. Los acordes de la Banda de la Escuela Libre de Música sirvieron de marco armonioso para la velada.

“Honramos a las heroínas de múltiples jornadas que con su valentía estimulan la concordancia entre todas las luchas en favor de la mujer”, expresó con emoción Ramos Rivera.

 

En la exposición figuran Amarilis Reyes Báez y Aimeé Santiago Vázquez de la Fundación Susan G. Komen; Lisdel Flores Barger, Directora Hogar Ruth Inc.; Neisa Osorio Castro, sobreviviente de cáncer de colon; Milagros Chicón Estrella, Astrid Castro Franceschi y María del Carmen Pacheco Nazario, sobrevivientes de cáncer de seno; María T. Vagnetti Pérez, sobreviviente de cáncer de útero; Idhaliz Flores Caldera, Portavoz de la Fundación Puertorriqueña de pacientes con Endometriosis; Natalia Ortiz Maurás, paciente de endometriosis; Glorimar Maurás Rodríguez, Leslie Y. Vega Díaz, Sahudi Rodríguez Sellés, Daphne Torres Crespo, Michelle Ramírez Battistini y Silvia Ayala Rivera, portavoces de pacientes con endometriosis; Lorilyn Roure Sierra, Coordinadora de Vivienda de la Casa Protegida Julia de Burgos; y la periodista Gloria Soltero Caldero, portavoz de víctimas de violencia de género.

La Vicepresidenta cameral expresó que la actividad simbólica de iluminación de la Casa de las Leyes lleva el mensaje de solidaridad con las mujeres que sufren de esta condición, buscando alentar que se eduquen sobre la misma, conozcan los tratamientos y encuentren ayuda contra el dolor y la infertilidad.

Ramos Rivera, -quien se describió como víctima de la condición-, dijo que parte del empoderamiento de la mujer es conocer las causas, tener una relación de confianza con su médico de cabecera para enfrentar la misma y saber que no están solas.

La endometriosis se produce cuando pequeñas partes del tejido que recubren el útero (endometrio) crecen en otros órganos pélvicos, como en los ovarios o las trompas de Falopio. Fuera del útero, el tejido endometrial se engrosa y sangra al igual que el endometrio normal durante el ciclo menstrual. La condición puede provocar cólicos menstruales dolorosos, incluso debilitantes, que podrían empeorar con el tiempo. También, evacuaciones intestinales dolorosas o dolor al orinar durante los períodos menstruales o períodos menstruales abundantes.

Ramos exhortó a que las organizaciones a favor de los derechos de la mujer, aúnen esfuerzos de educación hacia este propósito. “Sabemos que tenemos que seguir educando porque es la herramienta más efectiva para lidiar con la endometriosis”, indicó la Vicepresidenta cameral al confirmar que continuará trabajando proyectos, legislación, programas e iniciativas para mejorar la calidad de vida de las mujeres.

Todos los participantes concurrieron en la importancia de establecer programas que fortalezcan desde temprana edad la concienciación sobre la endometriosis como una condición de salud tratable.