Letra muerta ley que requiere el establecimiento de un Registro de Diabetes en la Isla

El Capitolio –  La epidemióloga del Departamento de Salud (DS), Jessica Irizarry Ramos, informó que a pesar de que en el 2011 se aprobó una ley que ordena a la Agencia la creación de un Registro de Diabetes a nivel de la isla, la misma no existe.

La Funcionaria explicó que en el momento en que se aprobó la “Ley para establecer en el Departamento de Salud un Registro de las personas con Diabetes Mellitus”, ella fungía como epidemióloga del Programa de Diabetes y que se aprestó a estudiar la manera en la que se podía implantar este mandato de ley. Mencionó, además, que en dicho análisis encontró que este tipo de registro no se llevó a cabo debido a que los mismos se implementan para condiciones poco prevalentes en la población, lo que no es el caso de la diabetes.

Los datos fueron revelados en vista pública de la Comisión de Salud, presidida por el representante Juna Oscar Morales Rodríguez, en el estudio del Proyecto de la Cámara 1755, para enmendar la “Ley de la Administración de Seguros de Salud de Puerto Rico”, a los fines de ampliar y extender a toda persona diagnosticada con diabetes tipo I los beneficios de la cubierta básica que brindan los planes de seguro a esta población, luego que lleguen a la edad adulta de los 21 años.

Según la Epidemióloga, los únicos países que llevan a cabo este tipo de registro son los que sus ciudadanos desde que nacen están dentro de un sistema de salud universal. En el caso de Estados Unidos y Puerto Rico, señaló que las estadísticas que se recopilan para esta condición son desde los 18 años en adelante, lo que no toma en cuenta a los pacientes pediátricos.

“Cuando nos llega la responsabilidad al Programa de Prevención y Control de Diabetes de Puerto Rico que es subvencionado en su totalidad con fondos federales con propuestas del Centro para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) no teníamos en ese momento los fondos para comenzar la ejecución o la implementación del registro como está en la ley, hicimos la consulta al CDC a ver si podíamos usar los fondos que ellos nos aprobaron para la propuesta y nos dijeron rotundamente que no”, dijo Irizarry Ramos al sostener que en ese momento, la ley no asignó los fondos para la iniciativa y tampoco se incluyó en la petición presupuestaria de la agencia.

Sin embargo, señaló, que los fondos si podían utilizarse para un sistema de vigilancia que es diferente a lo ordenado por ley de la condición para la cual no existen estadísticas locales certeras según admitido por el doctor Bolívar Pagán Quiñones, director ejecutivo del Centro de Diabetes Romero Barceló, como por el endocrinólogo pediátrico, doctor Carlos Leyva Jordán, quien también es paciente de diabetes tipo 1 desde la niñez.

Ante ello, el legislador cuestionó las veces que se notificó sobre esta necesidad a la Asamblea Legislativa, a lo que la Funcionaria dijo que en dos ocasiones se ha recibido peticiones para conocer sobre la ejecución de esta ley y se le ha dado la información.

Corrido, Morales Rodriguez instruyó a Irizarry Ramos a que en 15 días laborables informe a la Comisión sobre el status de este registro y el plan de trabajo que se llevará a cabo para poner en vigor el mismo.

La ley establece una responsabilidad para los médicos, laboratorios y facilidades de salud de informar los casos que se diagnostiquen e impone penalidades por su incumplimiento con multas de hasta 500 dólares.

“Miren las cosas absurdas de nuestro Puerto Rico, dice la ley que el incumplimiento de esta ley conllevaría multas; yo multaría desde el Secretario y todos los responsables de esto. Por eso es que me he propuesto, desde que llegue a esta Cámara de Representantes, no ser un legislador de presentar medidas que se conviertan en letra muerta, porque esto es lo que pasa; se aprueban leyes que luego se convierten en letra muerta”, argumentó el representante.

El representante puntualizó que, si este registro estuviera en funcionamiento, se podría establecer estadísticas de la condición, lo que daría paso a que el gobierno federal pudiera asignar fondos para el tratamiento que podría evitar otras complicaciones tales como accidentes cerebro vasculares, amputaciones y condiciones renales, entre otras. “Si realmente se necesita dinero, que nos lo diga yo no tengo ahora mismo ningún documento que me diga a mí que el DS haya planteado la necesidad de fondos…”, añadió.

Por otro lado, el doctor Leyva Jordán, endocrinólogo pediátrico, apoyó la medida y recomendó que se enmienden los protocolos para el despacho de las medicinas y tratamientos para esta condición, ya que los planes médicos requieren pre autorización cada vez que se emite una receta, lo que en ocasiones deja al descubierto a los pacientes.