Honran en la Casa de las Leyes el legado de Ferrer Ríos

El Capitolio – El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez Núñez, ofreció su último adiós al exrepresentante Héctor J. Ferrer Ríos durante una muy emotiva ceremonia celebrada en la Rotonda del Capitolio. 
 
“Héctor dejó un legado de compromiso con el pueblo y con su visión de lo que entendía era el mejor camino para Puerto Rico. La partida física de Héctor ha constituido para mí un profundo sentido de pérdida personal”, dijo el Presidente de la Cámara durante los actos oficiales de las exequias fúnebres de quien en vida fuere uno de los grandes oradores en la historia de la Cámara baja. 
 
“Como he dicho estos días, Héctor fue para mí el amigo que la vida me regaló. Sé cómo Héctor apegó su vida-pública y privada-al decir de José Martí ‘un hombre no mira de qué lado se vive mejor, sino de qué lado está el deber’. Héctor siempre estuvo donde estaba el deber. Personalmente, me propongo mantener viva su memoria como una inspiración para hacer que cada vez más el ejercicio de la política sea genuinamente pertinente como instrumento de honor y como forjador de lo mejor para nuestro pueblo”, sentenció Méndez Núñez.
 
El líder legislativo, acompañado por el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, el gobernador, Ricardo Rosselló Nevares y la comisionada residente en Washington, Jenniffer González Colón, entre decenas de otros funcionarios gubernamentales, rindieron tributo al legado de Ferrer Ríos, tanto en el plano profesional, como el personal.
 
“A sus adorables hijos Héctor, Mari y Eduardo, el centro de su vida, a sus hermanos, a sus padres don Eugenio y doña Maritza, a toda su familia y sus compañeros de afanes, va mi testimonio, el de la Cámara de Representantes que él engrandeció con su presencia, y el de mi esposa Lisandra, y la seguridad de que la nobleza de su espíritu siempre nos acompañará y todos la honraremos”, añadió el presidente cameral. 
 
El Gobernador, al pronunciar su alocución, hizo ley la Resolución Conjunta del Senado 325 que denomina el Centro Comprensivo del Cáncer con el nombre de Héctor José Ferrer Ríos. “Héctor Ferrer dio el máximo por Puerto Rico, por nuestra gente y va hacer símbolo de esperanza, de gallardía para los nuestros”.
 
Asimismo, se dirigió a los presentes el Presidente del Senado y la Comisionada Residente quién expresó las vivencias compartidas en la Casa de las Leyes. “La satisfacción más grande es encontrar un amigo en un adversario político… Puerto Rico pierde a un gran legislador, a un gran abogado y a un gran defensor de causas”, mencionó.
 
El portavoz del Partido Popular Democrático (PPD), Rafael “Tatito” Hernández, agradeció al Presidente Cameral por la deferencia por cumplir y “honrar a Ferrer Ríos en su casa. Hoy como portavoz y representante reafirmo mi compromiso inquebrantable en la defensa de nuestra gente…”, añadió al realizar el recuento de la vida política que llevó Ferrer Ríos en el PPD. 
 
De igual forma, tomaron sus respectivos turnos, los legisladores por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez Lebrón y Juan Dalmau, este último recordó que Ferrer Ríos estuvo al tanto de la enfermedad de su hijo. “Más allá de estar aquí por protocolo, estoy aquí por gratitud, mis hijos y mi esposa, siempre estaremos agradecidos por el gesto de generosidad”. También, se expresó el alcalde de Isabela, Carlos Delgado Altieri, quien sostuvo que la relación con Ferrer Ríos fue de “vivencias de amistad profunda”.
 
Por parte de la familia del Líder Político, se expresaron sus hijos y su hermano, el exrepresentante Eduardo Ferrer, quien agradeció el desprendimiento que ha realizado el Presidente Cameral con su familia y manifestó “no tener palabras de consuelo”. Al mismo tiempo, gratificó el que nombre el Centro Comprensivo del Cáncer sea el de su hermano. 
 
Antes de finalizar los honores fúnebres, la joven Tiffany Ann Sierra, se dirigió a los presentes a través de su canto para honrar al exlegislador Ferrer Ríos, quien en vida ayudó a la joven de manera genuina al conocer su historia de vida.