Cámara actúa para detener el grave problema de erosión costera de Puerto Rico

El Capitolio –  Preocupados ante el grave problema que representa para Puerto Rico la erosión costera, la Comisión de Recursos Naturales y Asuntos Ambientales de la Cámara que preside el representante Joel Franqui Atiles, inició hoy vistas públicas sobre la R.C. de la C. 331, que ordena al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) junto a los recintos de Mayagüez y Ríos Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y sus programas especializados, elaborar un plan de mitigación de erosión en toda la costa oeste, desde la desembocadura del Río Añasco hasta la playa Crash Boat, con énfasis en las playas de Rincón, Aguada y Aguadilla. 
 
“Llevamos más de 40 años hablando sobre el problema de las costas y presentando ideas, pero nos quedamos muchas veces en el estudio y no en una acción. En el día de hoy salió en un rotativo una alerta para Puerto Rico sobre el informe de la ONU sobre el cambio climático. Si no hacemos algo ya,  de aquí a diez años el daño va a ser irreversible. Por lo que tenemos que tomar una política pública pro-activa en torno a estos cambios climáticos.”, expresó el representante Franqui Atiles. 
 
Al mismo tiempo, el representante José “Che” Pérez Cordero, autor de la medida, mencionó que perteneció a la Junta de Manejo de Playas del 2010 y 2012, y expresó que “fueron muy buenas experiencias de muy buenas ideas, pero en la ejecución los resultados fueron ningunos. Mientras esperamos el problema continúa, que es lo que no deseo. Necesitamos contar con  el apoyo de todos… la ejecución tiene que darse para que esto cambie y podamos beneficiarnos más allá de lo económico. Por eso quiero ver acción”.
 
A esos efectos, el Legislador sostuvo que asistirá a una reunión que el DRNA tiene programada para principios noviembre en el oeste con oceanógrafos e ingenieros de costas. El director del Programa de Manejo de la Zona Costanera del DRNA, Ernesto Díaz  agregó que “se han logrado obtener fondos para mover la aguja de la discusión a la acción. 61% de nuestra población vive en 44 municipios costeros. Gran parte de la actividad económica e infraestructura crítica, como nuestros aeropuertos, puertos… todos los cables de fibra óptica llegan al Condado, Ocean Park, todas las plantas de generación de energía eléctrica se encuentran en estas áreas. Es decir que todos estamos conscientes de cuál es la vulnerabilidad que tenemos”. 
 
Igualmente, Díaz abogó por que se detenga el desarrollo cerca de las costas. “Tendrían que enfrentar la erosión y los problemas del aumento en el nivel del mar de alguna manera. Si no se asignan los recursos económicos no lo podemos hacer. Nos movemos a la acción con recursos económicos. Como sabemos el contexto económico que enfrentamos en nuestro país, las oportunidades que ofrece el Fondo Federal pos María se nos asignaron los fondos para la recuperación muy significativos para este propósito”.
 
Por lo que la licenciada Laura Díaz Solá del DRNA, expresó que el Departamento ya se encuentra activamente inmerso en diversos procesos con las mencionadas universidades y el Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos para atender la apremiante situación que afecta las costas. De Igual manera, mencionó que el Departamento se encuentra comprometido con lograr establecer los planes de mitigación adecuados, reiterándose en su deber de atender con la máxima prioridad aquellas áreas identificadas como críticas, en aras de minimizar los efectos adversos y garantizar la más efectiva protección de la vida y prioridad de los ciudadanos. 
 
La funcionaria destacó que los estudios para conocer las fuerzas hidrodinámicas que determinan la morfología y cambios en las costas de Puerto Rico se encuentra ya en curso bajo la coordinación del DRNA. Otros estudios más exhaustivos, que tomarán en cuenta los resultados y productos de los trabajos antes indicados, se han iniciado como parte de los acuerdos suscritos por el DRNA con el Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos. 
 
Según dio a conocer Díaz Solá, “el Congreso de los Estados Unidos aprobó $3 millones para el desarrollo del estudio sobre la erosión y desarrollo de las estrategias de intervención para reducir riesgos y manejar la erosión de las costas en el segmento entre el Morro y Boca de Cangrejos de los municipios de San Juan y Carolina, y otros $3 millones para un estudio similar en el segmento entre el municipio  de Aguadilla y Cabo Rojo, con énfasis en el área de mayor erosión en Rincón, Añasco, Aguada, Aguadilla, Mayagüez y Joyuda de la costa oeste”.  
 
Asimismo, el doctor Miguel Canals, profesor de ingeniería del Colegio de Mayagüez, con una especialidad en oceanografía, aerodinámica y erosión de costas, indicó que dicho estudio fue solicitado en el 2014 y se firmó en el 2018, por lo que muestra la importancia en la continuidad de los esfuerzos. 
 
Ruperto Chaparro, director del Programa “Seagrant” de la UPR, también destacó que es posible mitigar el problema de erosión costera. No obstante, aseguró que se tiene que educar a la población sobre el tema. 
 
Entretanto, Pedro González, biólogo marino y experto en zona costanera y manejos especiales, entre otras especialidades relacionadas, y que preparó un plan de mitigación para Loíza, coincidió que se deben renovar las playas, resurtirlas con arena y proteger las inversiones para que el mar no se lleve la arena nuevamente y no afecte los nidales de las tortugas. 
 
A su vez, la Geóloga profesional especialista en estudios costeros, catedrática de la Escuela Graduada de Planificación de la UPR, Maritza Barrero Orta, sostuvo que han sido pocas las iniciativas de la rama Legislativa para el desarrollo de piezas de política pública dirigidas a buscar solución a este problema. 
 
“Es muy acertada e importante la creación de esta legislación. Entre los puntos que debe atender están el insertar a la Junta de Planificación en el grupo líder que confeccionará el Plan de mitigación, los componentes del Plan e incluir a la ciudadanía en la elaboración del mismo”, recomendó la Catedrática.
 
A esos efectos, el representante Pérez Cordero adelantó que sometió el Proyecto de la Cámara 1632, que crea la “Comisión para el Desarrollo y Protección de las Costas de Puerto Rico”, para elaborar el Plan, y que la comisión estará compuesta por siete miembros, principalmente académicos y personas con conocimiento del tema, que aportarán ideas y soluciones para atender la crisis real con relación al deterioro de las costas.