Uniones someterán modelo para uniformar proceso de afiliación

El Capitolio –  El presidente de la Comisión de Asuntos Laborables, Angel Peña Ramírez, le solicitó hoy, en una audiencia pública, a varios líderes sindicales que provean un modelo que entiendan sea el más adecuado para uniformar el proceso de afiliación y desafiliación de sus representados en cumplimiento con la jurisprudencia federal.
 
La petición se dio durante la discusión del Proyecto de la Cámara 1671, del representante Jorge Navarro Suárez, que busca atemperar la Ley 45 de Relaciones del Trabajo para el Servicio Público a la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos, que recientemente resolvió en el caso Janus v. AFSCME, para que los empleados públicos, que así deseen no pertenecer a ningún gremio sindical, no tengan que pagar una cuota sindical o ser forzados a pertenecer a un gremio. 
 
“El caso de Janos amplía el derecho de cada trabajador a desafiliarse y no tener que hacer los pagos por servicios. Pero, nuestro interés es que la ley 45 en su ejecución este en cumplimiento con las disposiciones e interpretación de la más reciente jurisprudencia federal”, expresó el representante Peña Ramírez.
 
Varios grupos obreros presentaron sus recomendaciones a la Comisión. La Coordinadora Unitaria de Trabajadores del Estado (CUTE) y la Alianza Sindical, compuesta por la Federación Central de Trabajadores, Servidores Públicos Unidos, Union Auto Workers, Unión General de Trabajadores y el Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores y Trabajadores coincidieron en que la intención legislativa de atemperar el Estado de Derecho al caso Janus, supra, no se alcanza.
 
El secretario general de CUTE, Federico Torres Montalvo presentó oposición a la legislación y recomendó la creación de un comité. “Se propone la creación de un comité compuesto por abogados y especialistas en la materia para que lleguen a consensos y se presente un proyecto de ley”.
 
Mientras que los líderes de Alianza Sindical expresaron su disposición a colaborar con la Comisión en la búsqueda de mejorar las condiciones de los 70,000 empleados que representan.