Representante propone nuevo modelo para defender los derechos de las personas con impedimentos

El Capitolio – El presidente de la Comisión de Turismo y Bienestar Social no descartó presentar legislación para establecer un nuevo modelo para velar por los derechos de las personas con impedimentos en la isla.
 
Sus expresiones fueron vertidas luego de una vista pública, en la que el presidente del Consejo de la Defensoría de las Personas con Impedimentos, Jorge Jiménez Sánchez, no pudo contestar interrogantes en torno a las vacantes dentro del Consejo, los miembros cuyos nombramientos ya se encuentran vencidos incluyendo el suyo y el tiempo que le tomará nombrar a un Defensor en propiedad.
 
“Entiendo que el modelo bajo la ley 158 del 2015, no es la mejor alternativa, por ello se ha recibido recomendaciones de personas que conocen a esta población y al finalizar las vistas, estaremos realizando un informe final y vamos a radicar un proyecto para establecer una nueva la estructura la Defensoría de las Personas con Impedimentos”.  
 
Añadió que, “salgo decepcionado de la vista pública porque mucha de las preguntas no fueron contestadas por el deponente; hizo expresiones que entiendo no fueron totalmente certeras, pero aun así estoy motivado a velar por la población de personas con impedimentos. Para ello, se le apercibió que será citado nuevamente para contestar las interrogantes que se quedaron en el tintero”, dijo el legislador.
 
Según trascendió en la vista pública, cuatro de los nueve nombramientos dentro del Consejo expiraron, pero aun así no se ha realizado las gestiones para el nombramiento de nuevos miembros. La convocatoria para otras dos posiciones vacantes, que deben ser llenadas por organizaciones no gubernamentales, fue publicada el 7 de mayo pero quedó nula, ya que solo el vicepresidente del Consejo, Erlyn Pagan, cuyo nombramiento está vencido, fue el que se presentó para la posición.
 
También se encuentra vacante uno de los nombramientos que debe ser llenado por el Gobernador, por lo que tan solo dos de los miembros funcionan en propiedad. A preguntas de Alonso Vega, el deponente señaló que se realizan las gestiones para llenar las vacantes pero mientras, los miembros con nombramientos vencidos pueden quedarse hasta que llegue su sustituto. 
 
Otro de los hallazgos, fue el hecho de que el defensor de las Personas con Impedimentos, Gabriel Corchado, no posee los cinco años de experiencia en la defensa de personas con impedimentos, estipulados en ley, para ser nombrado en propiedad ya que su labor dentro de la extinta Oficina del Procurador de las Personas con Impedimentos (OPPI), fue en el área de finanzas. Ante ello, Jiménez Sánchez señaló que se realizaron acercamientos a otras personas, pero declinaron el nombramiento.
 
Así también, trascendió que las facilidades de la Defensoría, divididas entre los dos edificios ubicados en el Centro Gubernamental de Minillas, no están preparados para recibir personas con impedimentos.
 
El deponente sostuvo que “al no poder pagar los cánones del espacio, en Miramar, hemos tenido que aceptar que la Oficina de Gerencia y Presupuesto y la Autoridad de Edificios Públicos nos ubicaran en ese lugar, que ahora mismo no cumple con la accesibilidad necesaria para nuestros clientes. Con Edificios Públicos hablamos y ellos se comprometieron a realizar unas remodelaciones”.
 
Aceptó que había cosas que mejorar dentro de la Defensoría, y que han tratado de ser proactivos en atender las querellas que se presentan.