Continúa el estudio sobre las estaciones de bombeo en San Juan

El Capitolio – La Comisión de Desarrollo de la Ciudad Capital y Asuntos de la Juventud, que preside el representante Eddie Charbonier Chinea, reanudó el estudio de una medida que tiene como fin crear un plan integrado de control de inundaciones en el Municipio de San Juan.
 
La Resolución de la Cámara 608, de la autoría de Charbonier Chinea, también busca establecer acuerdos colaborativos entre las entidades estatales, federales y municipales para lograr corregir el problema de inundaciones en la Barriada Figueroa, Santunce, Condado, Puerta de Tierra, Miramar, Ocean Park, Villa Palmera, Playita Shanghai y el Caño Martín Peña. 
 
Rafael Jaume del Valle, vicealcalde del Municipio de San Juan, dijo estar dispuesto en manejar las estaciones de bombeo que pertenecen al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) siempre y asignen los fondos necesarios para el manejo de las mismas. 
 
“Nosotros siempre hemos sido responsables en el manejo de estas situaciones de las bombas. El día que no tengamos control (Municipio) de las bombas, nosotros no podemos responder porque el Estado cumpla con su cometido. Así que entiendo, desde mi perspectiva, el Municipio de San Juan debe de manejar sus propios recursos. Nuestras bombas, las manejemos nosotros, porque la ciudadanía no le va a reclamar a DRNA, le va a reclamar al Municipio”, respondió a la pregunta del Presidente de la Comisión sobre si los municipios deben tener la responsabilidad de manejar las casas de bombas que fueron construidas para el control de inundaciones. 
 
En su turno, el representante Manuel Natal Arvelo solicitó a la Presidente de la Comisión que el Municipio de San Juan someta una “comunicación institucional” referente a quien debería manejar las estaciones de bombeo e incluyan recomendaciones para mejorar esta situación que perjudica a las comunidades sanjuaneras.
 
En la actualidad, el Municipio de San Juan administra cinco estaciones de bombeo pluvial en Puerto Nuevo Noreste y Noroeste, avenida Rexach, Buenas Vista y en el sector Bechara. “Estas cinco bombas, que sirven a las comunidades de Puerto Nuevo, Barrio Obrero y avenida Kennedy, operaron a capacidad en todo momento, antes, durante y después del paso de la emergencia y continúan operando satisfactoriamente”, explicó Jaume del Valle al hacer referencia del paso del huracán María. 
 
Referente a las casas de bombas pluviales de la avenida Baldorioty de Castro, De Diego y la Barriada Figueroa, explicó que el mantenimiento le corresponde al DRNA ya que son los que las administran. 
 
Charbonier Chinea señaló estar a la espera de recomendaciones por parte del el Cuerpo de Ingenieros, responsables de la construcción de dichas estaciones de bombeo en la década de los 40.