Representantes buscan garantizar presencia familiar en cuidado intensivo

El Capitolio – Como un derecho, así se busca crear, por ley, que a todo paciente en cuidado intensivo se le garantice la oportunidad de contar con presencia continua de un familiar mientras recibe su tratamiento. 
 
Hoy, la Comisión de Salud, que preside por Juan Oscar Morales Rodríguez, inició con el estudio 
del Proyecto de la Cámara 1156, de la autoría del presidente cameral Carlos “Johnny” Méndez Núñez, junto a los representantes José “Quiquito” Meléndez Ortiz y de su persona, que crearía la “Ley de Inclusión de Seres Significativos en las Unidades de Cuidado Intensivo de Adultos y Pediátricos en las Instituciones de Salud de Puerto Rico”.
 
La medida tiene como fin el permitir la integración de un familiar en el cuidado del paciente en las unidades de intensivo de adultos, pediátricos y neonatales que redunde en beneficio del paciente. En la actualidad, los centros hospitalarios cuentan con políticas restrictivas que regulan la participación activa de la familia o seres significativos en las unidades de cuidado intensivo. Se estima que más del 60 por ciento de las unidades de cuidado intensivo en Puerto Rico tienen políticas de visitas restrictivas.
 
En vista pública, el doctor Ricardo García del Recinto de Ciencias Médicas, respaldó la disposición de la legislación e indicó que “el Recinto cree que el derecho a la presencia continua de una persona significativa durante ese momento difícil y probablemente angustiante, no debe constituir un privilegio sino que debe considerarse un derecho reconocido en ley; de igual modo, esta legislación representa un cambio de paradigma en los cuidados de salud en donde activamente integramos los principios de la bioética”.  
 
Asimismo, la doctora Milagros Figueroa Ramos, docente del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (UPR), apoyó la pieza legislativa por entender que persigue “estar a la vanguardia de prácticas de cuidado a pacientes actualizadas, noveles, generalizables y sustentadas por la evidencia científica”. 
 
Mientras, el licenciado Jorge de Jesús Rozas, director ejecutivo de la Corporación del Centro Cardiovascular de Puerto Rico y del Caribe (CCCPRC), avaló el espíritu de la medida, no obstante alertó a la Comisión porque, según entiende, la redacción del proyecto podría crear algún tipo de contratiempo con la Ley HIPAA (Health Insurance Portability and Accountability Act). Por lo que indicó, estar disponible para buscar “alternativas viables para cumplir con los propósitos genuinos que pretende crear esta legislación”. 
 
El portavoz del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez Lebrón, apoyó y endosó la iniciativa ya que “es un proyecto de ley que por su contenido, de inicio, uno tiene apoyar.  Como yo siempre he dicho, la salud es un derecho fundamental, un derecho humano. Es un proyecto de ley que recoge el sentimiento de mucha gente con quien yo hablé, cuando tuve a mi señor padre, en esa unidad de intensivo en Centro Médico”. 
 
La subsecretaria del Departamento de Salud, la doctora Concepción Quiñones de Longo, expuso que la mayoría de los centros de cuidado intensivo en Puerto Rico fueron construidos antes del 2000 y que cada cubículo de paciente tiene un espacio físico de 80 pies cuadrado, aproximadamente. Sin embargo, expresó la disponibilidad de analizar las instalaciones hospitalarias en las que se pueda poner en vigor la ley. 
 
Por parte de la Asociación de Hospitales de Puerto Rico, asistió el licenciado Carlos Alberto Santiago Rosado,  quien tuvo mesura al avalar la medida ya que “no todas las facilidades hospitalarias cuentan con la infraestructura o amplios espacios en el área de cuidado intensivo” que les permita ofrecer horarios de visitas flexibles a los pacientes hospitalizados en dicha unidad de cuidado.
 
El representante Pedro “Pellé” Santiago Guzmán estableció que “este proyecto es bueno y podemos buscarle la vuelta y establecer unas guías para que haya algún tipo de flexibilidad, puede ser a través de los reglamentos, y darle paso a esta medida”.
 
Antes de finalizar la vista pública Morales Rodríguez enmarcó la importancia que tiene la legislación y sugirió llevar a cabo una reunión para poder mejorar la misma. “La esencia que tiene el Proyecto es lo más importante para mí y es en beneficio del paciente. Hay que buscar alternativas para poder aprobarlo”, concluyó.