Comisión de Asuntos Laborales analiza legislación para prohibir el acoso laboral

El Capitolio – La Comisión de Asuntos Laborales, presidida por el representante Ángel Peña Ramírez, analizó hoy tres proyectos con el propósito de fijar la política pública del gobierno con respecto al acoso laboral, así como prohibir dicha conducta y adoptar la reglamentación necesaria para administrar y poner en ejecución las disposiciones de esta ley.

Los Proyectos de la Cámara 243, 306 y 759 de los representantes Ángel Matos García, José Enrique “Quiquito” Meléndez Ortiz y Denis Márquez Lebrón, respectivamente, tienen como fin combatir el acoso laboral que consiste en una conducta abusiva verbal, escrita o física de forma reiterada por parte del patrono, sus supervisores o empleados, ajena a los legítimos intereses de la empresa del patrono, que atenta contra los derechos constitucionales del recipiente de dicha patrón de conducta.

“Nosotros, comprometidos con lo que es la paz laboral y una sana administración tanto en el ámbito público como privado, promovemos que estas medidas se puedan evaluar para al final del día obtener la más robusta y completa legislación que pueda atender esta problemática, que se ha atendido en otras jurisdicciones tanto en Europa como en Estados Unidos. Con ello queremos ser modelo de avanzada en términos de derechos laborales, tal y como ha sido en otras ocasiones”, puntualizó el Presidente de la Comisión quien fue enfático al indicar que lo que se busca es erradicar y evitar este tipo de conducta. 

La finalidad de las medidas presentadas fue avalada por la licenciada Dilia Nieves, de la Oficina de Asesoramiento Legal y Laboral de la Oficina de Administración y Transformación de los Recursos Humanos (OATRH) quien representó a la directora de la agencia, licenciada Nydza Irizarry Algarín.

Señaló, que de aprobarse el Proyecto de la Cámara 306, se establecería como política pública erradicar todo tipo de acoso laboral, sin importar cuál sea la categoría o clasificación de empleo y la misma aplicaría a todo empleado y alcanzará a todos los patronos ya sea del sector gubernamental o del sector privado.

“Concurrimos con sus objetivos ante el hecho de que la trascendencia e impacto del acoso laboral merece apremiante consideración. Lo anterior responde a que el acoso laboral es una práctica repudiable e inaceptable que atenta contra los derechos de los trabajadores y contra la dignidad del ser humano, conforme dispone la Constitución y la norma jurisprudencial que emana del Tribunal Supremo”, planteó Irizarry Algarín.

La asesora legal de la OATRH añadió, que en la actualidad no existe una categorización de este tipo de conducta, por lo que se dificulta llevar los casos para evitar esta conducta y lograr un remedio para la víctima, quien se afecta en el ámbito físico, emocional y profesional.

Por su parte, el representante Meléndez Ortiz opinó que “es hora ya de atender este problema, aquí tenemos representación de todos los sectores políticos, e independientemente de la versión que se apruebe, esta Cámara de Representantes continua con el compromiso de lograr atender este asunto que es importante para la gente”.  

Mientras, el representante Márquez Lebrón enfatizó que es importante establecer con claridad lo que constituye causa para radicar un caso de acoso laboral, ya que “con la violencia que permea en la sociedad la misma se pudiera trasladar al ámbito laboral”.